10 razones por las que no estás bajando de peso

Si te decidiste por bajar de peso, muy bien por ti. Probablemente estés comiendo sano ahora, ejercitándote regularmente y has comprado todos los libros para bajar de peso que has encontrado para lograr tus objetivos. Pero por alguna razón la balanza se niega a bajar, realmente te estás esforzando mucho y siguiendo las instrucciones, pero si no has bajado lo esperado entonces es evidente que se necesitan algunos ajustes.

Estas son 10 razones por las que puedes estar perdiendo tu batalla contra el peso:

1. Estás comiendo demasiado poco: algunas personas a menudo piensan que un desayuno ligero y un poco de comida en el almuerzo resultarán en una pérdida de peso porque las calorías serán muy bajas. Un error muy común es pensar que al saltearse comidas uno se ahorra calorías. Saltearse las comidas da como resultado una desaceleración en el metabolismo, y tu cuerpo no sólo deja de metabolizar las grasas, sino que favorece su acumulación. Nunca deberías consumir menos de 1500 calorías por día. Apunta a cuatro comidas por día como mínimo, cinco o seis sería lo ideal. Y SIEMPRE empieza tus días con un buen y saludable desayuno.

2. Las calorías líquidas: cuando cuentas calorías, ¿cuentas las que te bebes? A menudo se ignoran las calorías del alcohol, el cafe con azucar y crema, las bebidas deportivas, te saborizado y gaseosas. Uno piensa que está en déficit calórico cuando en realidad se está bebiendo todas las calorías que ha reducido con la comida.

3. Demasiado estrés: el estrés constante incrementa la producción de una hormona (cortisol) que estimula el apetito y hace que uno acumule más grasa, especialmente en la región abdominal. La manera más simple de sobreponerse a comer en exceso es encontrar una manera de manejar el estrés de manera más efectiva. Maneras más simples pueden incluir unos cuantos minutos de meditación o relax, o salir a caminar una media hora.

4. Hipotiroidismo. En general no me gusta meterme con condiciones médicas de ningún tipo, pero esta condición puede afectar la pérdida de peso. Si la tienes consulta a un médico, las medicaciones correctas pueden volverte a poner en camino en tu pérdida de peso.

5. Hacer trampa: ser demasiado estricto/a con tu alimentación hace que sea menos probable que uno pueda llevarle el ritmo. Demasiada presión en la alimentación incrementa las chances de hacer trampa. Pero si estás en un programa para bajar de peso, tu plan de comidas tiene que tener un cierto orden, y para ello están los días libres (un día libre por semana es lo común). Entonces, por otro lado tampoco seas demasiado permisivo porque si te cuidas 5 o 6 días para comer una tremenda cantidad de calorías los días libres, bueno, el plan para bajar de peso no va a funcionar…

6. Horarios irregulares: muchas veces es muy duro comer a horario. Pero hacerlo también puede hacer que el plan para bajar de peso puede dejar de funcionar. Tus hábitos de alimentación son directamente proporcionales a tu pérdida de peso.

7. Falta de sueño: estudios han demostrado que la falta de descanso apropiado incrementa el apetito y compromete la pérdida de peso. Para que tu cuerpo sea una máquina de quemar grasas eficiente, se necesitan como parte de la ecuación al menos ocho horas de sueño todas las noches.

8. Falta de proteína: la proteína ayuda a mantenerte satisfecho por más tiempo y acelera el metabolismo (por su efecto termogénico) facilitando la pérdida de grasa.

9 Estás ganando músculo: sucede que la balanza nunca cuenta toda la historia. Por ejemplo, no mide el porcentaje de músculo ni la grasa corporal. Un programa de pesas es fundamental para bajar de peso, pero recuerda que esto también lleva a ganancias de músculo y densidad osea. Entonces, si no ves ninguna mejora pero resulta que te sientes mejor, lo más probable es que te hayas hecho más fuerte y hayas ganado músculo. Si puedes siempre es recomendable que te midas el porcentaje de grasa corporal con un plicómetro por ejemplo y utilizar la balanza solamente para tener una idea de si vas bien con tu programa.

10 Resistencia a la insulina: los niveles de azucar elevados de manera crónica pueden resultar en una disfunción metabólica. Si sospechas que tienes resistencia a la insulina, consulta a un doctor que te hará un simple test para que te recete la medicación apropiada.

Quiero aclarar algo antes de terminar y espero que no lo tomes a mal. La razón número uno por la que un plan para bajar de peso no está funcionando proviene de la comida. No de ninguna condición de ningún tipo, estos son los casos excepcionales. No me gustaría que encuentres en este artículo la excusa perfecta para seguir comiendo de la misma manera, simplemente quiero exponer posibles excepciones por las que un plan puede no estar funcionando.

La obesidad y el sobrepeso son temas muy complejos a veces y requieren de un enfoque multifacético. Pero a veces, casi siempre, sucede que uno come más de lo que tiene que comer, y además come todo lo que no tiene que comer. Entonces, conviene buscar primero las razones de una falta de resultado en los hábitos alimenticios y el estilo de vida y luego en alguna condición médica.

Tu Cuerpo Ideal | Bajar de Peso

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: