14 razones por las que deberías hacer sentadillas

Si tuviéramos que elegir uno de entre un puñado de ejercicios fabulosos para el cuerpo, ese sería la sentadilla. Pero es importante aprender a hacerla correctamente.

Tener buena técnica es esencial para evitar lesiones y sacarle el máximo provecho. No es difícil ni mucho menos y puede hacerla cualquier persona que tenga una buena salud en las articulaciones.

Existe una creencia errónea de que son perjudiciales, que solo pueden hacerla los profesionales y los atletas o los que quieren ganar músculo. Eso no es cierto, hacer sentadillas es para todo el mundo, tanto para los que quieren bajar de peso como para los que quieren ganar volumen o un mejor desempeño en los deportes, para hombres y mujeres y para los que desean mejorar la salud…

Pero no nos adelantemos, te hemos preparado este artículo para que conozcas 14 de los motivos por los que deberías hacerlas.

1. Aumenta la fuerza del núcleo. Las sentadillas atacan toda tu zona media y desde todos los ángulos. Ejercicios abdominales indirectos haciendo sentadillas 😉

2. Mejora la circulación. Cuando haces sentadillas todo tu cuerpo hace un gran esfuerzo, la sangre fluye y el resultado es que mejora la circulación en todo tu cuerpo.

3. Incrementa la testosterona y la hormona del crecimiento. Ejercicios como la sentadilla liberan las hormonas que contribuyen al crecimiento muscular y la fuerza en todo el cuerpo.

4. Puedes quemar grasas haciendo sentadillas. No directamente, pero al ser un ejercicio tan demandante para el cuerpo y dado su gran potencial para ganar músculo, a mayor cantidad de músculo más calorías quemarás por solo mantener ese músculo. Las sentadillas te mantienen quemando calorías todo el día!

5. Puedes ganar tamaño y fuerza. Cuando las haces desarrollarás cada músculo de tus piernas ya que es un ejercicio que las ataca directamente. Pero debido al torrente de hormonas que libera puedes ganar tamaño y fuerza en el resto de tu cuerpo.

6. Es el complemento perfecto para las tareas de todos los días. Levantar una maceta, mover un mueble, levantar un hijo! La sentadilla te lo hace más fácil. Piénsalo un momento, realizas el movimiento del ejercicio todo el tiempo. Entonces tiene sentido que si lo haces con peso luego cuando tienes que levantar algo en las tareas de todos los días (incluido tu cuerpo) se hace todo mucho más fácil.

7. Fortalece tus articulaciones. Cuando la haces correctamente con buena técnica eso fortalecerá tus articulaciones. Hablamos de las articulaciones de los tobillos, las rodillas y las caderas al mismo tiempo.

8. Flexibilidad mejorada. Mientras más profundo bajes al hacerlas más flexible te volverás. La sentadilla mejora la flexibilidad de la cadera y de los ligamentos y tendones de las piernas. Y como un extra también mejorarás la postura.

9. Te vuelves un mejor atleta. No importa qué deporte hagas, la sentadilla mejorará tu desempeño en ese deporte. Piernas fuertes y cuádriceps poderosos son esenciales para un tren inferior fuerte. O sea que si juegas al fútbol, al tenis o corres, la sentadilla te permitirá un mejor desempeño como atleta.

10. Aumenta tu salto vertical. Las sentadillas son fabulosas para desarrollar la fuerza que necesitas para saltar más alto. Si practicas voley o basquet por ejemplo éste también tiene que ser uno de tus ejercicios de cabecera.

11. Desarrollarás un tremendo par de piernas. Hombre o mujer, si buscas piernas torneadas las sentadillas te las darán. Implementa el ejercicio regularmente y te quedarán como nuevas.

12. También te llevas unos glúteos redondeados y parados. La cola redondeada y parada es la consecuencia natural de hacer este ejercicio. Sobre todo las sentadillas profundas.

13. Mejora tu velocidad al correr. Hay estudios que avalan cómo es posible incrementar la velocidad de tus sprints o carreras de velocidad haciendo sentadillas.

14. Hay variedad. Con el peso del cuerpo, con barra, con mucho peso, con poco peso, sentadillas sumo, con mancuernas, a una pierna, con saltos. Las sentadillas son fabulosas y las hay de todas formas.

Ahora que has leído los motivos por los que deberías hacer sentadillas resta una sola cosa, que las hagas. No dejes de lado uno de los ejercicios más poderosos que existen para cambiar tu cuerpo y que funciona de maravillas para cualquier objetivo físico que tengas. Comienza de a poco si nunca las hiciste y ve ganando técnica y fuerza. Pronto experimentarás de primera mano los beneficios de tenerlas en tu rutina.

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: