7 cambios en tu estilo de vida que necesitas hacer ahora

Es muy fácil ir junto a la corriente, pareciera estar en nuestra naturaleza. Sin embargo, en el mundo de la salud y el ejercicio esto puede tener consecuencias muy serias en nuestras vidas. Si sigues a las multitudes en materia de comida y ejercicio lo más probable es que te dirijas directamente a formar parte del número creciente de personas con obesidad que no cesa. Y no es que quiera asustar con esta declaración, pero comer sano y hacer ejercicio no es algo que forme parte de la naturaleza de muchos. Y si al menos estás sintiendo un poco de resistencia a seguir a las multitudes y piensas que necesitas un poco de cambio en tu vida a continuación te dejo siete cambios esenciales que puedes comenzar inmediatamente.

Dieta, no siempre puedes comer chatarra…

Si comiera todo lo que quisiera fácilmente sería accionista mayoritario en al menos dos fábricas de chocolate. Pero cuando me decidí a tomarme mi salud seriamente supe que lo primero que debía cambiar era mi manera de comer. Piénsalo un momento, literalmente nos estamos matando con lo que comemos. Y saber qué comer no es difícil, sí lo es tomar la determinación de comer sano y es un trabajo que deberías tomarte en serio. En cuanto a las opciones simplemente concéntrate en las opciones magras de proteínas (pollo al grill sin piel, pescado, pavo sin piel, cortes magros de carne roja), variedad de frutas y verduras, y carbohidratos de granos enteros.

Agenda. Haz lugar para el ejercicio, para el descanso y para la familia

Esto es importante tanto para tu salud física como para tu salud mental. No podemos vivir nuestras vidas con devoción al trabajo y al sueño. Tiene que haber momentos en que nos demos permiso para salir a caminar, o simplemente para hacer una pausa o pasar algún tiempo de calidad con nuestra familia o seres queridos. Ninguno es una isla y no vale la pena ver pasar la por delante por trabajar como un robot. En cuanto al ejercicio…

Actividad física.

Tu Cuerpo simplemente la necesita. La mayoría de las personas trabaja en oficinas o sentadas, y llegar a la casa a hacer lo mismo a ver televisión o a jugar con la consola no ayuda. Esta vida no sirve. No estamos hechos para el sedentarismo ni para estilos de vida derivados. Me animo a decir que cambiar la manera de comer, como esta de ahora, hacer ejercicio, son los cambios más esenciales que debemos introducir en nuestras vidas. El ejercicio es fundamental.

Objetivos. Ser ambiguo no te llevará a ningún lado.

¿Tienes un objetivo? Especifícalo. Si quieres perder peso, cambia eso por perder x cantidad de kilos. Si quieres ser más activo/a anótate en una carrera de 5k y prepárate con compromiso. Estadísticamente la gran mayoría no se pone buenos objetivos. Y un objetivo, para que sea tal tiene que ser específico. De otra manera nunca sabrás cuándo lograste ese objetivo, ni tampoco tendrás verdaderas ganas de comenzar a perseguirlo.

Iniciativa.

Deja de mentirte diciendo que “algún día” comenzarás a ejercitarte y a comer sano. Todos sabemos que eso no pasará. Toma las riendas de tu vida e inicia el cambio que quieres ver hoy mismo. Cuando comencé con esto de vivir más sano realmente no tenía muchas ganas de salir a correr, ni tampoco estaba muy convencido de dejar de comer bizcochitos de grasa con manteca y mermelada. Sabía que era algo que tenía que hacer pero no lo hacía realmente. Así que un día luego de tanta postergación dí el primer paso. Me levanté del sillón, me puse un par de zapatillas y salí a correr. No fue una transición pacífica por así decirlo pero fue un comienzo. Todo necesita un principio.

Apoyo.

Incluye a otros en tus objetivos. Si sientes que tienes que guardarte tus deseos para ti mismo está perfecto. Pero contar con el apoyo de tu pareja para comer más sano, o de un compañero de trabajo que quiera salir a correr contigo es algo que tiene muchísimas ventajas. El apoyo es algo muy importante, en especial en cambios que deben ser profundos y duraderos. Y si tu entorno también lleva una vida poco sana, predica con el ejemplo. Sabes que a la larga esos cambios calarán hondo.

Desafíate. No te resistas a algo porque te asusta.

Esto es algo monumental. Es algo tan, pero tan grande que puede significar una manera de vivir completamente nueva. Básicamente se trata de que te salgas de tu zona de confort. Porque en esta zona no hay mucho espacio para el crecimiento personal. Entrenar para un evento intimidante o ponerte en un nuevo lugar de responsabilidad al llevar a toda tu familia hacia una vida más sana puede ser algo que mete mucho miedo. De hecho lo es. Sin embargo, cuando pases a través de ello sabrás que has pasado tu vida y la de otros a un completo nuevo nivel. Uno más sano y mucho mejor.

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: