8 Comidas para controlar el apetito

Si eres como la mayoría de las personas, controlar el apetito es uno de las grandes desafíos al que nos enfrentamos ante el control del peso y el fitness. Tan rápido como salgan de tu boca las palabras “hacer dieta”, automáticamente se dispararán los deseos de un big mac o una buena torta de chocolate. Es como el truco de control mental en el que te dicen que pienses en lo que sea menos en monos rojos ¿en qué pensarás? ¡en monos rojos! Bueno, con la comida y especialmente con la palabra dieta sucede esto.

Pero hay un pequeño truco que nos permitirá controlar el apetito: el secreto es comer los alimentos correctos que te ayudarán a calmar las ansias de los alimentos incorrectos. Agrega a tu alimentación estas ocho comidas fáciles de conseguir, deliciosas y que te ayudarán a controlar tu apetito antes de que se salga de control.

Avena.

En lo personal creo que la avena es un súper alimento, contiene un muy alto contenido de fibra y posee un índice glicémico bajo, lo que significa que te llenará por más tiempo y que le tomará a tu cuerpo más tiempo digerirla. Las investigaciones han demostrado que las dietas que contienen carbohidratos de digestión lenta como la avena suprimen la hormona grelina de manera más efectiva que las dietas con alto contenido de grasa. De hecho, cuando incluyes avena en tu desayuno, llegarás al almuerzo con un apetito mucho menor. Un tip, la avena arrollada o la tradicional se digieren de manera más lenta que la variedad “instantánea”, por lo que vale la pena tomarse unos minutos extra y preparar tu desayuno a la vieja usansa.

Manzanas

No sólo que las manzanas son altamente nutritivas, pero lo que realmente la separa de sus pares es la pectina, un tipo de fibra soluble que ayuda a regular la cantidad de azúcar en la sangre, manteniéndonos satisfechos y manteniendo tus niveles de energía. Media manzana con piel contiene aproximadamente 4 gramos de fibra, lo que es más que una rodaja de pan promedio, mucho más. Agrega a tu desayuno una manzana con canela, más un jugo de naranja con avena y tendrás un súper desayuno controlador de tu apetito.

Nueces de pino

Resulta que estas semillas comestibles derivadas del árbol de pino contienen más proteína que cualquier otro fruto seco o semilla, y sus aceites estimulan dos hormonas supresoras del apetito que le indican a tu cerebro que no tienen hambre. Mezcla unas cuantas nueces de pino con albahaca, ajo y un poco de aceite de oliva para hacer un pesto, o dispérsalas en tu ensalada, o en tu pote de yogurt para un snack delicioso.

La Ensalada controla el apetito

Tan común y tan subestimada, la fibra en una ensalada típica de lechuga, col, espinaca, apio, brócoli, pimientos y pepinos es muy llenadora y ayuda a la lenta liberación de la glucosa en tu torrente sanguíneo. Estudios han mostrado que cuando se empieza la comida con una pequeña ensalada, se consumen un número significativo menor de calorías durante la comida en sí. El único cuidado que tienes que tener aquí son los aderezos. Por favor no arruines una gran comida saludable con cinco cucharadas de mayonesa. Prueba en cambio con un poco de aceto balsámico, vinagre o limón para mantener tus ensaladas entre las opciones que controlan el apetito, bajas en calorías e increiblemente saludables. Un consejo, incluye vegetales en todas las comidas que puedas, eso te ayudará a controlar el apetito a lo largo del día.

Aceite de oliva y otras grasas no saturadas.

Una investigación realizada en la Universidad de California sostiene que las grasas no saturadas causan que el intestino libere un compuesto que ha demostrado reducir el apetito y estimular la pérdida de peso. Grandes opciones incluyen la palta (o avocado), todos los derivados del olivo, las almendras, el salmón, el mani, las semillas de calabaza y las de sésamo. Ten presente que estas comidas son altas en calorías, así que consúmelas con moderación.

Semillas de lino

Una de las mejores fuentes vegetales de ácidos grasos omega 3. Estas semillas son además muy ricas en proteínas y fibra, convirtiéndolas en una opción excelente para el control del apetito. Esparce un puñado de semillas de lino sobre la avena, sobre una ensalada, sobre un vaso de yogurt o agrégalas a tus batidos para ayudar a controlar el azúcar en la sangre y apagar las hormonas del hambre.

Frijoles

Al igual que las nueces de pino, los frijoles estimulan una hormona que actúa como un supresor natural del apetito. Los frijoles además mantienen estables los niveles de azúcar en la sangre, lo que ayuda a olvidar la sensación de hambre.

Comidas picantes

La capsaicina, el ingrediente que le da a los pimientos su “calor” también ayuda a controlar el apetito. Todas las comidas ricas en capsaicina te ayudarán a comer menos calorías y de hecho estimularán la pérdida de peso, suprimiendo el hambre y haciéndote sentir satisfecho más rápido. Puedes agregarle un poco de ají a tu salsa de tomate, saltear algunas verduras con ají o tirar unos cuantos en la ensalada o en tu omelet. Otros ingredientes tienen el efecto similar, como sucede con las semillas de mostaza y el curri, ideales para las ensaladas y carnes.

Ahi lo tienes, ocho comidas que te ayudarán a controlar el apetito haciéndote sentir satisfecho o satisfecha más rápido. Ten presente que el control del apetito es solo una parte de la ecuación, la otra que es especialmente importante para controlar tu peso es el control de calorías. No tiene sentido que bases tu dieta en todas estas comidas que te di arriba si la cantidad que comes es la que le corresponde a dos seres humanos. Cuida las cantidades, incluye estas comidas y estarás bajo control, te lo aseguro.

Tu Cuerpo Ideal | Nutrición saludable