Adelgazando más rápido


Adelgazar, como seguramente lo sabes, no es solo comer menos, el ejercicio es parte vital del proceso. Obviamente que si no lo estás haciendo por el solo hecho de hacer ejercicio lograrás adelgazar más rápido, pero si ya lo haces estos pequeños consejos que te mostraré a continuación te ayudarán a hacerlo más rápido.

En el ejercicio…

Aumenta la intensidad, o al menos al principio. Según un estudio en New Jersey si aumentas la intensidad durante la primera mitad cuando corres y la segunda te lo tomas más [email protected] puedes quemar un 23% más de grasa que cuando haces lo opuesto.

Más intenso pero menos tiempo. En cualquier ejercicio que hagas, si lo haces más intenso pero por menos tiempo aumentarás la quema de calorías post ejercicio, a veces tanto como un día entero luego de haber entrenado.

Controla más tus movimientos de pesas. Las pesas serán uno de tus mejores aliados al momento de adelgazar. Y si te preocupas por hacer cada ejercicio de tu rutina lentamente, es decir más lento de lo normal, aumentas considerablemente la fuerza y la quema de calorías posteriores al ejercicio. De la misma manera, que tu objetivo sea utilizar fundamentalmente barras y mancuernas ya que ese simple hecho te hará quemar más calorías que las máquinas.

Realiza intervalos. Siempre que uses intervalos estarás elevando a la enésima potencia tu habilidad para quemar más grasa. Si los incorporas en tu rutina tu cuerpo será una verdadera máquina de quemar grasas, literalmente.

Si caminas, hazlo más rápido. Este simple aumento de velocidad te hará quemar más. Y si sientes que caminar te queda corto comienza a alternar caminatas rápidas con algunos minutos de un trote lento.

Media hora de ejercicios todos los días. Este simple hecho, este mínimo de tiempo que le dediques a las pesas y/o a los aeróbicos te mantendrán en forma y evitarán que aumentes el tamaño de tu estómago.

Si haces cardio y pesas, haz primero pesas. Predispondrás a tu cuerpo a que queme más grasa cuando hagas el cardio luego.

Levanta más pesado. Más peso y menos repeticiones puede volver tu rutina más intensa y quemar más grasa.

Dale duro al saco de arena. Todo lo relacionado con el boxeo quema muchísimas calorías en poco tiempo. Saltar la soga, golpear una bolsa durante 10 minutos puede hacer maravillas por tu cuerpo.

Los deportes también cuentan como ejercicio. Practica algún deporte que te guste, y hazlo regularmente al menos tres veces a la semana. Complementa con caminatas, ciclismo, natación, pilates o lo que sea que te guste. No es necesario ir al gimnasio para hacer ejercicio.

Apunta a estar en forma. Quienes lo están administran mejor la comida que consumen y no están obligados a hacer dieta todo el tiempo. La constancia de entrenar regularmente te dará muchos beneficios adicionales que disfrutarás enormemente, te lo aseguro.

Con las comidas…

Consume más proteínas. Las proteínas tienen un alto efecto termogénico y son llenadoras, además de necesarias. Incluye un poco en cada comida. Leche, huevos, queso, carnes, pescados, etc.

Té verde. Hay infinidad de estudios que avalan el potencial adelgazante que tiene el té verde. Yo lo consumo todos los días y me ayuda a mantenerme en excelente forma.

El factor huevo. Unos huevos revueltos, hervidos o pocheados para el desayuno te harán consumir menos calorías en el día, y comenzarás tu día bien [email protected]

Nunca pases hambre. Adelgazar no es sinónimo de pasar hambre o de torturarse con la comida. Aprende a elegir y podrás comer buenas cantidades de alimento mientras pierdes peso.

Cambia la calidad de lo que comes. Menos pan, menos manteca, menos mayonesa, menos latas de gaseosas significarán una considerable merma en tus calorías diarias. De nuevo, aprende a elegir y podrás comer bien mientras adelgazas.

Buenos snacks. Un puñado de almendras, semillas de girasol, de sésamo, nueces, avena, cacahuates, son todos ejemplos de colaciones saludables, llenadoras y que favorecen los procesos de adelgazamiento en el cuerpo.

Cambia tus carbos. Los carbohidratos son esenciales para la vida humana, pero tienes que aprender a elegirlos. Los de bajo índice glicémico y los integrales harán maravillas por tu peso, tus niveles de azúcar en la sangre y tu sistema digestivo. Todo eso es bueno para tu peso.

H2O. Si solo bebieras agua tu peso definitivamente sería otro.

No pases tanto tiempo sin comer. Repetiremos, para adelgazar no hay que pasar hambre. Por lo tanto intenta encontrar el tiempo para comer de manera tal que no llegues a la siguiente comida con un hambre de dos comidas. Si te pasas mucho tiempo sin comer comerás de más durante la siguiente comida, casi seguro.

Y recuerda, es lo que haces regularmente con tus pequeñas elecciones diarias lo que determinará en dónde se encuentra tu peso, si dentro de los rangos saludables o dentro de la cada vez más creciente epidemia de sobrepeso derivada de comer tanto y ser activos tan poco. Fíjate si puedes incluir tantos de estos consejos como te sea posible, cuida las cantidades, sé constante, haz ejercicio y tu peso seguirá…

Melissa Fernandez

Hola, mi nombre es Melissa Fernández, soy profesional de la salud, tengo 30 años y lo que me apasiona es el movimiento humano, el ejercicio físico y todo lo que tenga que ver con hábitos de vida saludables. Soy Bachiller en Promoción de la Salud Física, tengo una Especialización en Entrenamiento Personal. Soy graduada del Programa de Formación de Instructores de Pilates impartido por Global Fitness, además cursé capacitaciones de Entrenamiento con Kettlebell, Entrenamiento Inteligente y otros cursos de entrenamiento funcional. Actualmente soy instructora del Gimnasio Universitario de la Universidad de Costa Rica y soy Coach certificada por la franquicia estadounidense Orangetheory Fitness donde trabajo desde el 2018.

Recent Posts