15 Motivos Porqué Adelgazar Rapido Puede Arruinar Tu Salud

15-motivos-porque-adelgazar-puede-arruinar-tu-salud

"¡Pierde 5 kilos en 10 días!", "¡Elimina toda la grasa y adelgaza rápido tu cuerpo en solo 1 semana!", "La dieta milagrosa para adelgazar en solo 5 días", "Las píldoras mágicas que te harán perder todo tu sobrepeso en un santiamén".

¿Has escuchado este tipo de publicidad engañosa que perjudica la salud de las personas y diciéndoles cómo adelgazar rápido?, estoy seguro de que sí.

Puede que los anuncios no sean del todo una mentira, pero de lo que sí tienes que estar seguro es que son perjudiciales para tu salud.

Maneras de Perder Peso Rápidamente​

La cantidad máxima de peso que recomiendan los científicos perder en una semana es entre 1 y 2 kilos.

mujer-midiendo-cintura

Si estás perdiendo más de 2 kilos por semana, ten cuidado! puedes estar corriendo algunos riesgos que aún desconoces pero que te haremos conocer. Las formas más comunes más comunes que la gente busca para cómo adelgazar rápido son:​

  • Las dietas de hambre: Existen dietas que se hacen llamar como "Limpiezas Maestras" en donde la dieta simplemente es: agua, jugo de limón, jarabe de arce y pimienta de cayena.

    Las variaciones de estas dietas han existido desde al menos la década del '50.

    A menudo también prometen "desintoxicación" a través del colon o enemas, pero no ofrecen ningún tipo de nutrientes que satisfagan tanto el hambre como la función correcta del organismo en general.
  • Las píldoras de dieta y suplementos: Decenas de suplementos para dietas prometen hacer de la pérdida de peso algo extremadamente rápido.

    En general, según estos lo que hacen es bloquear la absorción de nutrientes, aumentar el metabolismo por un corto periodo de tiempo o quemar la grasa dejando flacidez.

¿Qué Dice la Ciencia Sobre el Adelgazamiento Rápido?

Si tu concepto de dieta es simplemente dejar de comer hasta adelgazar, permíteme decirte que lo estás haciendo mal.

El adelgazar debe ser un proceso muy minucioso, en donde no elimines comidas y dejes de comer simplemente para tener menor ingesta de calorías, sino reemplazar los alimentos que estás consumiendo y que son altos en contenido calórico por otros alimentos con igual o mayor cantidad de nutrientes y vitaminas, pero menor cantidad de calorías.

De este modo evitarás tener hambre todo el día además de los muchos riesgos para la salud que te podría ocasionar una dieta de hambre.​

Los estudios recomiendan la pérdida de peso gradual para el tratamiento de la obesidad, esto se debe a que el peso perdido rápidamente también se recupera más rápidamente.

Evidencias Concretas Científicas

El objetivo de un estudio por ejemplo, fue investigar el efecto de la pérdida de peso y la tasa de recuperación en personas obesas.​

En el estudio participaron 204 personas (51 hombres y 153 mujeres) de edades comprendidas entre 18 y 70 años con un IMC (Índice de Masa Corporal) entre 30 y 45 kg/m2.

mujer-cambio-de-peso

Durante la fase 1, se dividió de manera aleatoria a los participantes en dos grupos, los que debían perder peso rápido (en un período de 12 semanas) y los que debían perder peso gradualmente (en un periodo de 36 semanas). Ambos programas estaban dirigidos hacia la pérdida de un 15% de peso.

A los participantes que perdieron 12,5% o más peso se les entregó una dieta para que mantuvieran el peso durante 144 semanas (fase 2).​

Resultados del Estudio

Después de la fase 1, 51 participantes de los que perdieron peso de forma gradual (50%) y 76 de los que perdieron peso rápidamente (81%) lograron 12,5% o más de pérdida de peso en el tiempo asignado y comenzaron la fase 2.

Al final de la fase 2, tanto los participantes de pérdida gradual de peso como los de pérdida de peso rápido que completaron el estudio (43 en la pérdida de peso gradual y 61 en la pérdida rápida de peso) recuperaron la mayor parte del peso perdido.

Lo relevante en este estudio no fue solo esto sino que en la fase 1, un participante en el grupo de pérdida de peso rápida desarrolló colecistitis, lo que requiere colecistectomía y en la fase 2, dos participantes en el grupo de pérdida de peso rápida desarrollaron cáncer.

Perder peso de forma muy rápida debilita el cuerpo y lo hace propenso a sufrir muchos tipos de enfermedades.​

Problemas al Perder Peso de Forma Rápida

Puede que muchos no lo sepan o quizás no les importe mucho, pero lo cierto es que perder peso es una cuestión de mucha delicadeza.

Esto, pues si no se hace con el debido cuidado y conocimiento, como hemos visto, se pueden presentar muchos problemas, los cuales vamos a mencionar a continuación.​

problemas-al-perder-peso

1. Las Dietas Para Adelgazar Rápidamente No son Estudiadas Médicamente​

La gran mayoría de las dietas para adelgazar rápidamente no han sido estudiadas a nivel médico en lo que se refiere a la pérdida de peso sana y a la seguridad del cuerpo.​

Pero es bien sabido que estas dietas para adelgazar rápido solo se ocupan de eliminar calorías sin importar que otros elementos de suma importancia están siendo eliminados también.

Por ello no es bueno recurrir a este tipo de dietas bajas en nutrientes vitales que arriesgan tu salud.​

2. Deshidratación​

Muchas personas en su proceso de adelgazamiento, pierden muchos kilos en muy poco tiempo. Pero lo que no tenemos presente, y seguramente ellos tampoco, es:

¿De qué estaban compuestos esos kilos perdidos?, ¿Era grasa únicamente? o ¿Habían elementos esenciales que también se perdían?.

La deshidratación es muy común en personas que adelgazan rápidamente, esto se debe a que al querer perder peso se abstienen de los líquidos, evitando así la su retención y perdiendo peso.

Pero esto no es para nada una forma sana de perder peso, pues nuestro cuerpo necesita líquidos para poder funcionar correctamente, sobretodo agua.​

Si estás dejando de tomar líquidos debido a que quieres perder peso, podrías terminar deshidratado. ​

Si la pérdida de peso es tu objetivo, trata de tomar bebidas con pocas calorías y con características diuréticas como los tés pero no dejes de suministrarle líquidos a tu cuerpo que lo mantengan hidratado.

En lugar de beber refrescos o bebidas de frutas endulzadas con azúcar, opta por el agua que es libre de calorías y te mantendrá hidratado.​

La clave para la pérdida de peso segura sin sufrir deshidratación es tener una dieta saludable y beber líquidos sin calorías o bebidas bajas en calorías.

Elige proteínas magras, bajas en grasa o productos lácteos sin grasa, frutas y verduras.​

mujer-deshidratada

3. Problemas Para Regular la Temperatura Corporal​

Debido a que el cuerpo se deshidrata en un adelgazamiento rápido, pueden surgir problemas a nivel cardiovascular y renal.

Esto se debe a que la sangre del cuerpo se espesa y empiezan a ocurrir problemas de circulación en donde la tensión arterial provoca descontrol en la temperatura corporal.​

4. Obsesión por Perder Peso y Trastornos en la Alimentación​

Puede ser que en el momento de estar perdiendo peso te conviertas en un obsesionado por mantener una figura "ideal". Y por más que adelgaces te sentirás obeso y querrás perder más y más peso.

Estos trastornos son conocidos como​ anorexia y bulimia. ¡Ten cuidado! es mejor bajar de peso poco a poco y sanamente que perder peso de forma acelerada y sin control, dejando a tu cuerpo delgado pero en muy mal estado.

5. Cansancio​

La fatiga y la pérdida de peso están muy relacionados cuando la dieta para perder peso no es la adecuada; Mucha gente se sorprende cuando comienzan una dieta y de repente se encuentran bostezando todo el día.

¿No se supone que al comer más sanamente deberíamos tener más energía? Sí, pero a veces puedes estar haciendo cosas que disminuyen tu energía intensamente, como por ejemplo el no consumir suficientes calorías.​

Quizás tu intento de dieta simplemente consiste en comer lo menos posible. Esto sólo va a ralentizar tu metabolismo y va a hacer que tu cuerpo luche con un bajo consumo de energía.

Tu cuerpo simplemente no tendrá suficiente combustible para mantenerse en marcha, por lo que tendrá frecuentemente esa sensación de fatiga.​

En vez de dejar de comer para consumir menos calorías, haz que tu misión sea comer tanta comida como sea posible pero elige alimentos bajos en calorías.​

hombre-cansado

6. Duermes Mal​

El hipotálamo administra distintas funciones del cuerpo, como el apetito, las emociones y el sueño.

Cuando hacemos una dieta, el hipotálamo se ve afectado y provoca desórdenes de sueño, de apetito y mal humor.​

7. Pérdida de Masa Muscular​

Las personas que pierden peso de manera drástica, no solo pierden grasas sino también masa muscular por falta de proteínas y nutrientes esenciales para el desarrollo de los músculos.

Esta pérdida de masa muscular puede ocasionar severos daños al organismo y hacerlo más propenso a enfermedades e irregularidades en el cuerpo.​

También el metabolismo se ve afectado con este cambio ya que necesitarás menor cantidad de calorías para mantener un cuerpo flácido en materia muscular.

Así que tendrás que proporcionar una buena fuente de proteínas a tu dieta para poder recuperar la masa muscular pérdida y acelerar el metabolismo para adelgazar de forma sana.​

8. Huesos Débiles​

Los huesos también se hacen más débiles debido a la falta de nutrientes importantes para su dureza.

Si practicas algún deporte y realizas una dieta de adelgazamiento rápido sin ofrecerle los elementos esenciales a tus huesos, es muy probable que sufras lesiones.

Además, con la pérdida de masa muscular que vimos en el punto anterior, también se ven afectados los huesos directamente, pues los músculos son los protectores de los huesos y articulaciones.​

huesos-debiles

9. Efecto Rebote o Efecto Yoyo​

Cuando una persona adelgaza, suele pensar que ya no tiene que preocuparse más por mantener su figura, y es allí donde empieza el error. Al perder peso rápidamente, perdemos masa muscular, tal y como lo mencionamos en el punto #7.

Esta pérdida de masa hace que nuestro cuerpo necesite menor cantidad de calorías de las que necesitaba antes, por ejemplo, si antes necesitabas 2000 calorías, luego de adelgazar rápido y malsanamente consumiendo tus propios músculos tu cuerpo ya no necesitará 2000 calorías sino menos.

Y si después de adelgazar comes la misma cantidad de alimentos y calorías que consumías antes de empezar la dieta, esto hará que engordes de forma muy rápida y tal vez con mayores efectos de obesidad, provocando así el efecto yoyo o efecto rebote.​

10. Desordenes Alimenticios​

El simple hecho de querer hacer una dieta sana para adelgazar, implica abandonar alimentos que antes nos gustaban pero que eran muy altos en contenido calórico por otros con menor cantidad de calorías.

También se debe tener en cuenta alimentos que sean de características saciantes para evitar los picos entre comidas.

Pero también se deben buscar alimentos ricos en proteínas, fibras y todos los nutrientes que satisfagan las necesidades de nuestros músculos, huesos, cerebro y cuerpo en general.

Es todo un proceso de mucha investigación y adaptación que conllevan a un éxito en la pérdida de peso sano.​

En cambio, al querer perder peso rápido las personas simplemente buscan comer lo menos posible durante el día y a veces sin importar si los alimentos realmente aportan nutrientes esenciales o no, lo que lleva al cuerpo a una desadaptación total de lo que se ingiere y cómo debe administrarse a él mismo.

Esto provoca que tengamos hambre en todo momento y queramos picar alimentos dulces y nada nutritivos en horarios cada vez distintos.​

desordenes-alimenticios

11. Mareos y Dolor de Cabeza Constante​

La falta de nutrientes y líquidos en tu organismo harán no solo que sientas cansancio sino dolores de cabeza por falta de oxígeno que provee el agua y también mareos ocasionados por la falta de alimentos, hambre y debilitamiento del cuerpo.

Si deseas evitar estos síntomas no te olvides de tomar suficiente agua durante el día y asegúrate de que lo que comes tenga los nutrientes necesarios para realizar tu rutina diaria.​

12. Dificultad Para Realizar tus Entrenamientos​

Disminuyendo tu ingesta de calorías diarias para adelgazar rápido, provocarás que tu cuerpo se autoconsuma para tener energía y realice los entrenamientos de ejercicios, los cuales (sea cual sea tu entrenamiento) requieren de gran cantidad de energía.

Al hacer un entrenamiento de este modo simplemente estás destruyendo tu propio cuerpo quitándole más energía de la que te puede ofrecer y llevándolo al extremo del cansancio.​

13. Hambre​

Definitivamente no hay nada mejor que ir a comer cuando se está hambriento, a veces provoca comerse cualquier cosa que encontremos en la nevera y devorarlo sin piedad.

Pero si tu modalidad de dieta para bajar de peso rápidamente incluye comer muy pocas calorías, no te podrás dar este "lujo".

Hay quienes tienen la fuerza para abstenerse a los alimentos que necesitan aún cuando están hambrientos (lo cual no es para nada bueno), sólo para bajar de peso velozmente.

Recuerda que no existe la necesidad de pasar hambre sólo por adelgazar, debes aprender a escoger los alimentos que sean bajos en calorías y con los cuales te sientas satisfecho y te ofrezcan gran cantidad de nutrientes y minerales.​

mujer-hambrienta

14. Problemas Generales Para la Salud​

Las dietas que se realizan con el fin de perder peso rápido, además de ser bajas en calorías, generalmente son muy bajas en nutrientes elementales, como las vitaminas.

Esta falta de vitaminas por ejemplo, puede hacer que surjan cualquier cantidad de problemas para tu cuerpo, como piel irritada y poco sana y caída de cabello.

También la falta crónica de nutrientes puede llevar a síntomas más perjudiciales como arritmia cardíaca o latido irregular, calambres musculares, pérdida de masa ósea, entre otros.​

15. Serás Menos Inteligente​

El simple hecho de estar pensando en comida todo el día por querer adelgazar, te mantendrá distraído en el trabajo, escuela o en el hogar.

Pero adicional a esto no le suministrarás a tu cerebro los elementos esenciales para mantenerlo activo, creativo y concentrado en todo momento.​

Pierde Peso de Forma Segura​

Si quieres evitar este tipo de problemas, lo recomendable es que moderes tu dieta, pero nunca la lleves al extremo.

Si quieres reducir tu ingesta de calorías, empieza sustituyendo los dulces, refrescos y jugos azucarados por frutas y agua.

Con ese simple cambio no habrá necesidad de que tengas hambre durante el día y reducirás tal vez por mucho tu ingesta de calorías, además aumentarás la cantidad de nutrientes y vitaminas.​

cesta-de-verduras

Conclusión​

Realmente el secreto está en la reducción de calorías, pero el cambio no debe ser tan drástico.

Si reduces la cantidad de calorías diarias por sólo 250 y adicionalmente realizas algún entrenamiento suave que te haga quemar otras 250 calorías, estarás perdiendo 3500 calorías por semana.

Esto se traduce como perder una libra (458 gramos) por semana, lo cual puede sonar a que es muy poco, pero es un modo muy sano de hacerlo, y no sentirás para nada ninguno de los efectos secundarios previamente mencionados.

Al contrario, tendrás una piel más reluciente, estarás más activo, concentrado y con mucha más energía, el cansancio no será un problema para realizar tus actividades diarias y entrenamientos.​

2 comments
jugos10.net - agosto 11, 2017

Hola

Que tiempo has dedicado a tremendo a porte y hay demasiadas cosas que no sabía que me has enseñado, esta genial..

te quería corresponder el periodo que dedicaste, con unas infinitas gracias,
por instruir a personas como yo jojojo.

Besos

Responder
Nico - agosto 27, 2017

Hola! Me alegro que te gusten los artículos 🙂 Espero verte por aquí mas seguido.

Saludos!
Nico

Responder
Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: