Aleja tus ejercicios del aburrimiento

Si vienes con una rutina de ejercicios o un tipo de entrenamiento en particular por un buen tiempo, las chances de que lo estés haciendo sin entusiasmo son muy altas o que te aburres de hacerlo algunas veces, o tal vez te pase que lo empezaste a sentir más como una obligación y no como una manera de mejorar tu calidad de vida…

Hay que decir que el aburrimiento no es bueno en parte, porque causa que uno pierda la motivación y las ganas. Por otro lado es también una señal y el indicador justo para cambiar nuestro programa y mantenernos haciendo ejercicio. Es una cuestión de perspectiva y en ningún caso la respuesta debería ser abandonar el ejercicio.

Si tu objetivo es estar en forma y sientes que ya llevas un buen tiempo con las mismas actividades, estas son algunas recomendaciones para ti:

Sacude la rutina

Si entrenas determinados grupos musculares en determinados días, prueba dando vueltas tu rutina. En vez de ejercitar tus piernas y hombros los lúnes, pásalo para el viernes, y en cambio realiza un acondicionamiento para tus pectorales o la espalda en ese día. Con sólo cambiar los días de tu rutina puedes refrescarte y mantenerte en ritmo. Otras ideas súper simples son:

– pasarte a una rutina de cuerpo entero o viceversa
– hacer crossfit
– hacer ejercicios de fuerza en casa, al aire libre o en parques
– cambiar el running por el ciclismo
– nadar
– pasarte de tu máquina de cardio en casa a la misma máquina de cardio en el gym

Realiza actividades recreativas o comienza un deporte nuevo

Reemplaza tus clases de aeróbics por unas de kickboxing o spinning, o tal vez desde hace tiempo que pensabas darle una seria chance a una actividad que tanto te gusta como el patín o el hockey. Si tus sesiones de cardio consisten en subirte a una bicicleta elíptica en frente de la televisión, calzate unas buenas zapatillas y sal a correr por ahí.

Únete a un equipo de fútbol, de voley o de basquet de tu barrio o club. Prueba el tenis, las artes marciales, en fin, el deporte o actividad que siempre quisiste practicar. Mientras estés [email protected] eso es lo que importa. Si te diviertes y participas en actividades excitantes hasta podrías olvidarte que lo que haces es hacer ejercicio.

Prepárate para correr tu primera maratón

Prepararte para una maratón o triatlón probablemente será muy diferente a tu rutina actual. Reemplazar tu manera de entrenar tradicional por unas cuantas semanas o meses para ponerte en forma para competir en uno de estos eventos definitivamente te dará un nuevo desafío para afrontar. Cuando te pones delante de un desafío nuevo se encienden el entusiasmo y las ganas.

Algo que nunca antes hayas hecho

Pensar en actividades como el yoga o pilates, o clases de minitrump para quien sólo tiene como ejercicio el hacer pesas y cardio tradicional es todo un desafío. Pero cambiar y pasarte a actividades que nunca antes hayas hecho puede ser increiblemente beneficioso.

No descartes actividades solo porque no las veas como ejercicio tradicional. Bailar salsa o comenzar a practicar hip hop también ponen tu cuerpo en movimiento y de maneras diferentes, renovando tu cuerpo y refrescando tu mente de lo que consideras como ejercicio y lo que no.

Practicar boxeo, salir a hacer trecking, un poco de motocross tal vez, todas son alternativas y te sentirás motivado para utilizar tus músculos de una manera totalmente nueva.

Prueba siempre cosas nuevas y no asumas que algo no te gustará sin darle la oportunidad o probarlo. A menudo, las actividades que más subestimamos o con las que más prejuicios tenemos, suelen convertirse en nuestro actividad principal, a veces nuestro nuevo medio de vida, piénsalo…

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: