Cómo el estar activo reduce el hambre y ayuda a bajar de peso

Estar activo o una sesión extra de ejercicios nos ayudan a perder peso quemando más calorías, pero el ejercicio también ayuda a bajar de peso reduciendo la sensación de hambre que a menudo mina nuestros mejores esfuerzos por adelgazar.

Todos los caminos conducen a … estar activo

Un estudio reciente publicado en The American Journal of Physiology-Regulatory investigó sobre los efectos del ejercicio en dos hormonas, la que estimula el apetito y la que lo suprime.

El estudio examinó a once estudiantes varones, separados en tres grupos. Un grupo realizó ejercicios vigorosos en la cinta de correr durante 60 minutos y luego descansaba por siete horas. El segundo grupo hizo un entrenamiento de resistencia por 90 minutos y descansó seis horas y media. el tercer grupo no se ejercitó en absoluto.

El hambre de los participantes se monitoreó durante el estudio. El ejercicio en la cinta redujo los niveles de la hormona que estimula el apetito y elevó los niveles de las que lo suprimen, mientras que el ejercicio de resistencia solamente disminuyó los niveles de la hormona que estimula el apetito. En ambos casos, los participantes redujeron su apetito, lo que duró dos horas incluído el tiempo gastado en el ejercicio.

Los resultados son otra afirmación de que la dieta sin el ejercicio es mucho menos efectiva para bajar de peso. Los ejercicios aerobicos regulares junto a ejercicios de resistencia moderada prueban ser muy efectivos a la hora de controlar el apetito, lo que significa que puede ser más fácil para una persona activa controlar lo que se come y, en consecuencia su peso.

El estudio no examinó si el ejercicio afecta la cantidad de comida consumida luego del mismo. El sentimiento de merecer una indulgencia es común luego de un entrenamiento vigoroso, especialmente cuando te has puesto muchas restricciones en tu esfuerzo por bajar de peso. Esta es una idea que no tiene nada que ver con las hormonas mencionadas.

Ya que el cuerpo quema grasas y carbohidratos durante una sesión de ejercicios, la disminución severa de carbohidratos en la dieta puede llevar a incrementar las sensaciones de hambre luego de un entrenamiento intenso. Por lo tanto, si estás reduciendo calorías para bajar de peso, hazlo con moderación o todos tus esfuerzos serán en vano. Estar activo, el ejercicio y los hábitos alimenticios van de la mano.

Estar activo es claramente parte natural y saludable para perder peso, así que asegúrate de hacerte el tiempo para el ejercicio regular. Este ayudará a controlar el apetito, además de proveer de muchos otros beneficios para tu salud.

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: