Cómo NO tienes que entrenar en el gimnasio

Hoy discutiremos uno de los peores errores que se pueden cometer en un entrenamiento con pesas, y así y todo es uno de los dos errores más comunes de todos. Estamos hablando de poner sobre todo y ante todo el pecho y los brazos al tiempo que se subestiman las piernas como si no existieran (el otro error para que lo sepas es pretender levantar súper pesado con pésima técnica).

Cuando se trata de desarrollar un físico muscular éstas dos partes del cuerpo se vuelven casi una obsesión para todo el mundo y las piernas desaparecen de la rutina. Después de todo, quien quiere ser musculoso quiere que los pectorales y los bíceps se noten en las camisas y en la ropa que viste ¿verdad? Tampoco hay nada de malo en querer tener unos mega pectorales y mega brazos…

Pero el problema surge cuando ése se vuelve el único objetivo al entrenar.

Y no hay que ser un genio para darse cuenta de este problema. Ve el lunes al gym y todas las bancas y barras w estarán ocupadas mientras que los racks para sentadillas estarán vacíos o bien con algún cómodo que pone la barra allí para ejercitar sus bíceps.

Nuestro punto es el siguiente.

Si tu meta es desarrollar un cuerpo muscular, unos brazos grandes y unos pectorales sobresalientes entonces tienes que entrenar TODO tu cuerpo, en especial las piernas. Si desestimas el entrenamiento de las piernas te estás perdiendo un potencial para ganar músculo en todo tu cuerpo que es inmenso.

¿El motivo? Cuando entrenas los grandes grupos musculares de las piernas (en especial cuando los ejercitas con dos ejercicios, la sentadilla y el peso muerto) esto estimula tu sistema nervioso central para que libere grandes cantidades de testosterona y de la hormona del crecimiento. Dicho de otro modo cuando haces sentadillas y peso muerto te estás suplementando de manera natural con las hormonas que necesita TODO tu cuerpo para desarrollarse de la forma en que quieres que lo haga.

Esto quiere decir que si entrenas tus piernas esto también beneficiará a tus bíceps, a tus pectorales y a todo otro músculo que te interese desarrollar.

Por ello si lo que quieres es maximizar el desarrollo de tu cuerpo y si quieres hacerlo tan rápido como te sea posible entonces tienes que asegurarte de incluir sesiones de entrenamiento de piernas de la misma manera que lo haces con tus músculos favoritos.

Una buena rutina de ejercicios es aquella que no descuida un solo grupo muscular. Olvídate de uno y no solo que se notará estéticamente el entrenamiento de uno y la falta de entrenamiento del otro sino que favoreces el rápido surgimiento de lesiones y desequilibrios musculares que no quieres padecer en nombre de ser alguien que solo tiene grandes brazos y pecho.

Tips para introducir un entrenamiento de piernas efectivo

– empieza de a poco. Entrenar las piernas es de lo más intenso por lo que debería hacerse de a poco y con poco peso para comenzar.
– nunca pero nunca sacrifiques la técnica. No es que por emular los movimientos estimulas el desarrollo de las hormonas que necesitas, lo haces cuando te entrenas correctamente con buen peso y buena técnica.
– tus ejercicios esenciales son: peso muerto y sentadillas. Que esos sean los ejercicios principales. Luego haz ejercicios de press y camilla sentado y acostado. Tampoco te olvides de ejercitas las pantorrillas.

Y si deseas un programa completo para desarrollar tu cuerpo con buena musculatura y sin grasa te recomendamos nuestro paquete de Manuales para Ganar Músculo y el Plan Alimenticio de nuestroas Rutinas. En ellos descubrirás los principios que utilizan los profesionales para desarrollar sus cuerpos, dietas y motivación para tener un cuerpo muscular. Conoce más aquí

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: