Como tonificar en OCHO minutos

8 minutos para poner en forma tu tren superior – Como Tonificar Para principiantes

Luego de un “agitado invierno” nos alarmamos y preocupamos por eliminar esas prominencias alrededor de los brazos, el pecho y la espalda… y de repente queremos saber como tonificar y hacer todo de una sola vez.

Esta es una rutina de 8 minutos para tonificar esas áreas molestas. Solamente necesitarás un par de mancuernas de entre medio kilo y dos kilos. En caso de que no tengas hazte de cualquier cosa que puedas manejar con las manos para agregar algún tipo de resistencia, como por ejemplo un par de botellas con agua.

10 repeticiones de cada ejercicio debería tomarte cerca de 8 minutos. Como con cualquier otra rutina de ejercicios, deberías realizar un calentamiento previo. Caminar o trotar en el lugar por unos cuantos minutos te ayudará.

Como tonificar puede ser una experiencia un tanto dolorosa si no has hecho nada por tus músculos por algun tiempo. El problema es que no es hasta luego de 24 o 48 horas de haberte ejercitado que te das cuenta de que estás sobreentrenando. Tonificar tu cuerpo no tiene por qué ser doloroso, si lo es es porque estás utilizando demasiado peso. Si hace mucho que no te ejercitas comienza con pesos que sientas fáciles de manejar hasta que vayas consiguiendo buena forma y mejorando tu estado físico.

Como tonificar

Ejercicio 1.

Recostado con toda la espalda apoyada, con las palmas de las manos hacia arriba y los codos flexionados, eleva los brazos sobre tu pecho hasta que tus manos practicamente se toquen. Regresa a la posición inicial y repite.

Ejercicio 2

Acuéstate sobre tu espalda y agarra los pesos con las palmas de las manos hacia arriba, y los brazos extendidos sobre tu cabeza. Agarra los pesos y llévalos de la cabeza y hasta las caderas, a los lados en un movimiento semicircular. Levanta de nuevo a la posición inicial y repite.

Ejercicio 3

Sentarse con la espalda recta (preferiblemente apoyado) y las piernas hacia fuera delante de ti, mantén el peso en el pecho con los codos hacia el lado (paralelo al piso). Empuja tus brazos directamente frente a ti y luego vuelve a repetir.

Ejercicio 4

Párate con los pies separados y los brazos a los lados, sujetando las pesas con las palmas hacia el exterior. Asegúrate de que tus movimientos sean lentos y concentrados, y que sientas la tensión en los hombros y músculos de la espalda superior, luego poco a poco realiza el movimiento de arriba a abajo.

Ejercicio 5

Párate con los pies separados y los brazos levantados hacia arriba por encima de tu cabeza, agarra el peso con las palmas hacia atrás. Lentamente lleva los brazos hacia delante y hacia abajo, sin doblar el codo, hasta la altura de los hombros. Levanta de nuevo a la posición inicial y repite.

Ejercicio 6

De pie, con los pies ligeramente separados, agarra tu peso y dobla la cintura hasta que tu torso esté paralelo al suelo. Extiende los brazos hacia el suelo con las palmas hacia el exterior. Levanta los brazos hacia los lados, manteniéndolos rectos, hasta que estén en paralelo al suelo. Vuelve a la posición inicial y repite.

Ejercicio 7

De pie, con los pies ligeramente separados, coloca los brazos en posición recta delante de ti casi contra tu cuerpo – con los pesos casi tocándote. Dobla los codos y levanta las pesas hacia tu barbilla, llevando los codos hacia el lado, en línea con tus hombros. Vuelve a la posición inicial y repite.

Ejercicio 8

Estas son las clásicas flexiones. Con tus manos a la anchura de tus hombros coloca tus palmas en el suelo. Extiende tu cuerpo ya sea con las rodillas en el suelo, o si te sientes ambicioso con los dedos de los pies apoyando tu peso corporal. Manteniendo la espalda recta desciende suavemente hacia el suelo hasta que tu cuerpo se encuentren justo por debajo de tus antebrazos. Empúja lentamente a la posición inicial y repite. Recuerda de no bajar demasiado hasta el punto de casi tocar el suelo ya que será mucho más dificl subir.

Ejercicio 9

En posición de sentado con la espalda recta, relaja los brazos para que estén en línea con tu cuerpo. Agarra tu peso con las palmas hacia arriba y llévalos hasta arriba hacia los hombros, luego hacia abajo otra vez. Repite. Mantén el torso inmóvil y la espalda recta, deja que tus brazos hagan el trabajo.

Resultados

Como tonificar no es ningún secreto, la clave es la regularidad. Si realizas estos ejercicios a diario comenzarás a ver resultados en unas pocas semanas.

Si quieres saber más sobre como tonificar tu cuerpo, te recomiendo que leas Tu Cuerpo Ideal. Con Tu Cuerpo Ideal, existe una alternativa sana y segura para utilizar la ciencia de la nutrición a tu favor y empezar a lograr los cambios que deseas en tu cuerpo, de manera permanente.

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: