Lo Que Necesitas Saber Sobre Correr en Ayunas

Beneficios-de-Correr-Running

¿Estás considerando empezar a hacer running o correr en las mañanas antes de desayunar? ¿Crees que esa es la mejor forma en la que bajaras de peso en tiempo record? Tal vez no sea tan mala idea, pero no todo es lo que parece.

Correr en ayunas es una de las prácticas que más se estila, sobretodo en personas que necesitan perder mucho peso rápido o maratonistas.

No obstante, esforzar tu cuerpo a una actividad moderada-intensa sin haber consumido ningún tipo de alimentos puede repercutir en tu salud y en la de tus músculos.

Aquí te contaré todo lo que necesitas saber sobre correr en ayunas para que decidas si es lo que realmente te conviene para tu salud.

¿Qué Significa Ayunar?​

Correr en ayunas es parte de los programas de ayunas, esto significa que por más de 8 horas consecutivas tu cuerpo no recibió ningún tipo de alimentos.

Actualmente existen muchas dietas que promocionan el ayunar como una forma de perder peso rápidamente, aunque ellas no proporcionan resultados a largo plazo.

Cuando se trata de correr en ayunas, la idea es que los runner justo después de levantarse en las mañanas tomen sus zapatillas de running y salgan a correr. Al hacer esto, estarán haciendo ejercicio con el estómago vacío.

Esto implica que el cuerpo no tiene ninguna fuente de energía inmediata que proporcione las calorías necesarias para permitirnos hacer ejercicio. Como resultado, utilizamos los bancos de energía: las grasas.

correr-en-ayunas

Una Tendencia Muy Popular​

Hacer ejercicios antes de desayunar ha sido por muchos años una práctica muy común y recomendada para las personas que buscan perder peso rápidamente.

Pero, ¿Qué lo vuelve tan popular? Un dato muy simple nos dice que el cuerpo utiliza a toda hora, sin importar si estamos durmiendo o alerta, calorías para mantener el funcionamiento global de todos nuestros sistemas, la diferencia radica en la cantidad que se necesitan.

Mientras dormimos, el cuerpo utiliza las reservas de la cena, sin embargo a la hora de levantarte ya es preciso reponer el tanque de energía que se obtiene de la comida.

La lógica detrás de correr en ayunas se basa en que, si haces ejercicios sin consumir calorías nuevas, el cuerpo va a utilizar las calorías guardadas para casos de emergencias, las grasas.

La fuente de energía preferida por el cuerpo es la glucosa (el azúcar) en la sangre, para ello se vale de la insulina para que sea distribuida a donde sea necesitada o bien almacenada en músculos en forma de glucagón.

En el momento en los niveles de glucosa empiezan a bajar, el glucagón se encarga de aumentarlos, utilizando el mismo guardado en hígado y músculos.

No obstante, tras un periodo de ayuna, los niveles de glucógeno en hígado disminuyen, teniendo que utilizar los que se encuentran en los músculos.

Correr en ayunas representa un reto físico y mental porque estás privando al cuerpo de su forma de energía predilecta.

Es su favorita debido a que es el mecanismo más inmediato que tiene para suplir la demanda de energía y proteger la homeostasis del cuerpo. Es por esta razón, que salir a correr en ayunas es un gran ejercicio de preparación para los maratonistas.

comida-rapida-ayunos

Foto: Ashton

Ellos tienen que recorrer largas distancias y aun cuando han desayunado, en algún momento de la carrera inevitablemente agotaron la glucosa como fuente primaria de energía.

Reconocer y poder mantener el trote aun cuando no dependes del glucagón es parte importante del entrenamiento en carreras largas.

¿Y Realmente Quemo Más Grasas?​

La respuesta es . Aunque no necesariamente es algo absoluto.

Algunos estudios han demostrado que se puede quemar hasta un 20% más de grasa, mientras que expertos dicen que dependiendo de la intensidad de la actividad puedes quemar grasa o carbohidratos.

La recomendación en general es hacer actividades de baja a moderada intensidad.

Esto se debe a que la demanda de energía es menor por lo que el cuerpo podrá tomarla de las grasas (un proceso que suele ser más lento), mientras que si la intensidad es alta en realidad necesitas más energía más rápido, por lo que estarías usando el glucagón y fibras musculares para compensar la baja de combustible.

Por un lado, la práctica hace al maestro y tras un tiempo, tu cuerpo se adaptará a utilizar la grasa como fuente de energía. No obstante, esto no se traduce en mejores resultados de performance.

Estudios demostraron que personas que consumieron algún alimento rico en carbohidratos antes de hacer ejercicio lograron quemar más calorías después de haber culminado el ejercicio.

Este hecho no se presentó en el grupo que corrió en ayuna. Así mismo, las personas que no se encontraban en periodo de ayuna (más de 8 horas sin comer) lograron tener un mejor rendimiento en carreras.

Por otra parte, aunque se publicita que te ayuda a perder peso más rápido, no hay evidencia de que este hecho se deba a correr en ayunas.

desayuno-para-correr

Foto: bertholf

Los expertos indican que la verdadera pregunta no es que comes antes de salir a correr, sino preguntarse ¿Qué comes después de hacer ejercicios?

Hacer o No Hacerlo​

Uno de los beneficios de correr en ayuna es que promueve la oxidación de la grasas, es decir te ayuda a perder algunos centímetros de grasa.

En contraste con eso, no significa que vas a quemar más calorías que si hubieras desayunado.

Un punto en contra, indica que científicos han encontrado que ingerir carbohidratos antes de salir a trotar ayuda a incrementar el número de calorías que vas a quemar (el cual no es proporcional a las grasas).

De hecho, cuando sí desayunas, tu cuerpo seguirá quemando grasas aun después de hacer ejercicios.

Por otra parte, salir a trotar sin desayunar puede ser la única forma de incluir algo de ejercicios en tus rutinas diarias por lo ocupado que está tu agenda. O bien, prefieres salir temprano a correr pero no te sienta bien la comida.

Si ese es el caso, no hay un motivo por lo el cual no puedas hacerlo. Exceptuando que tengas problemas de salud, como la diabetes.

Llevar a tu cuerpo a un estado de ayuno es altamente contraproducente para personas que sufren de diabetes y otras enfermedades crónicas, ya que alteraría por completo la homeostasis.

Si quieres empezar a correr en ayuna, no dudes en consultar a tu médico para su recomendación profesional.

Si quieres entrenarte para alguna carrera, corta o larga, salir sin comer puede ser un buen ejercicio de concentración y de descubrimiento personal.

Durante tus entrenamientos podrás a reconocer los signos de tu cuerpo y mantenerte concentrado en la meta.

entrenar-para-maraton

Foto: taconicrr

No obstante, sea cual sea tu caso, siempre tienes que estar atento. Si tu cuerpo no puede utilizar la grasa como energía, o saliste por más de hora y media, o bien la intensidad de tu trote fue muy alto, puedes presentar síntomas como mareos y visión borrosa.

Inclusive puedes llegar a desmayarte por hipoglicemia o bien forzarás a tu cuerpo a cesar la actividad poniéndote bajo mucha tensión, que terminará en el desgaste y la pérdida de masa muscular.​

Debes Hacerlo Bien​

En caso de que decidas correr en ayuna, te contaré algunos tips que puedes tomar en cuenta y hacer de esta experiencia algo gratificante.

Asegúrate que tu cena del día anterior sea rica en proteínas, así mismo procurar consumir un alimento proteico justo después de terminar de correr; de esta forma proteges tus músculos y evitas el catabolismo muscular.

Después de correr, tu comida debe ser rica en nutrientes y carbohidratos complejos, al haber liberado glucagón, estos podrán ir directamente a tus músculos y no convertirse en grasa.

Mantente hidratado, asegúrate de tomar agua antes de salir a trotar, tu cuerpo también necesita de agua para estar bien y durante la noche tampoco recibió hidratación.

Una buena forma de obtener un mejor rendimiento y sacarle más provecho es ingiriendo alguna bebida natural con cafeína como el té verde.

Toma en cuenta la intensidad y el tiempo de entrenamiento, recuerda que a moderada intensidad y cortos tiempos tienes más chance de quemar más grasa sin alterar la homeostasis.

Esto es especialmente importante si no tienes el hábito de correr. Puedes iniciar con intervalos de caminata y trote hasta que logres mantener un trote constante.

Finalmente, siempre escucha a tu cuerpo. Si te dice que paras, lo más sano será que lo hagas​.

En Conclusión​

Correr en ayunas es una práctica muy popular en el mundo fitness. A simple vista, este entrenamiento ofrece la promesa de quemar muchas grasas y calorías, sin embargo va más allá de eso.

Al correr en ayuna depravas a tu cuerpo de la energía proveniente del azúcar en sangre. Cuando ocurre esto, tu cuerpo tiene que adaptarse a utilizar otra fuente como las grasas.

Este tipo de entrenamiento es particularmente útil para maratonistas que necesitan mantenerse en trote por largas distancias.

Los estudios demuestran que, efectivamente al correr en ayunas vas a quemar más grasas, no obstante no te garantiza un buen desempeño o quemar más calorías durante y después del ejercicio.

En general no hay restricciones para las personas que desean salir a correr con el estómago vacío, no obstante, personas con diabetes deben de abstenerse.

Finalmente, cada persona tiene una manera única de responder a los diferentes entrenamientos, si correr en ayunas es la única forma que tienes para poder hacer ejercicio y te sienta bien, pues continua.

Si por el contrario no te sientes a gusto, trata de salir a trotar al final del día antes de cenar.​

Referencias:
http://www.womenshealthmag.com/fitness/fasted-cardio/
http://dailyburn.com/life/fitness/fasted-cardio-weight-loss/
http://www.livestrong.com/article/553091-advantages-and-disadvantages-of-fasting-for-runners/
http://www.runnersworld.com/ask-coach-jenny/should-you-try-fasting-before-running/

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: