Correr, una de las maneras más rápidas con las que te pondrás en forma

Correr es una actividad aeróbica saludable, popular, efectiva y eficiente. Un programa de ejercicios que incluya salir a correr como plataforma tiene el potencial de quitarte kilos rápidamente al tiempo que te pones en una excelente forma física. Es más extenuante que caminar pero correr durante 20 minutos es como una caminata de una hora, en términos de las calorías que quemarás…

También hay que decir que correr es más duro para las articulaciones que caminar y no es una actividad en la que uno debiera meterse de cabeza sin un plan gradual y progresivo que contemple el estado físico actual. Correr unos 3 o 4 kilometros al menos tres veces a la semana, y los demás días caminar es un buen plan siempre que los requisitos anteriores estén en su lugar. Y si no es posible de momento no importa, salir a correr por el tiempo/distancia que se pueda siempre será beneficioso. Con el tiempo puedes, más bien debes apuntar a mejorar todos tus números si quieres seguir progresando y cambiando tu cuerpo.

Por otro lado las maratones son otro tema y una forma de entrenamiento aparte. Correr largas distancias es muy intenso para tu cuerpo, como los 42 kilometros de una maraton. Si te gusta la idea y amas ese deporte hazlo con gusto pero con un entrenamiento acorde y de ser posible un entrenador que te supervise. Hoy en día tienes a tu disposición maratones de 5k, 10k, medias maratones y las tradicionales de 42k. Con dedicación es posible correr a cualquier edad (y con aprobación de tu médico claro está).

Pero de lo que aqui hablamos es de correr para estar en forma, para bajar de peso o para quemar grasas, de eso trata este artículo.

Una combinación de correr con caminar es una gran alternativa para sedentarios que recién empiezan. Hacerlo se vuelve una forma de entrenamiento por intervalos por así decirlo. Tu cuerpo quemará más calorías y grasa utilizando este método y en el proceso estarás mejorando tu estado físico. Una buena práctica es correr a un buen ritmo por unos segundos y luego permitirle a tu cuerpo descansar caminando el doble o el triple del tiempo que corres. 30 minutos de esa combinación te pondrá en excelente forma en un abrir y cerrar de ojos.

También puedes hacerlo en una cinta y esto tiene algunas ventajas. No importa el clima, se pueden acomodar los horarios y muchos prefieren ejercitarse en casa antes que al aire libre. Si ese es tu caso, la investigación previa y la comparación y la prueba de diferentes cintas de correr es algo que vale la pena hacer. Lo bueno de las cintas para correr son los programas que vienen incluidos, algunas tienen inclinación, contador de calorías, pulsómetro, etc. Realmente es uno de esos equipamientos que vale la pena tener en casa, incluso si sólo se quiere caminar.

Pero ya sea que te guste sentir la brisa sobre el rostro y disfrutar del paisaje, o correr en frente del televisor, estamos ante una actividad aeróbica que puede ser muy divertida además de efectiva. Corriendo quemarás grasas, tus niveles de energía cada vez serán mejores y te costará menos respirar y en consecuencia las tareas de la vida diaria.

Definitivamente es uno de los mejores ejercicios con que contamos, y es tan económico como un buen par de zapatillas, si así lo decides…

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: