De flaco a tonificado


No todo es culturismo ni todo es bajar de peso, hay todo un grupo de gente que le interesa seguir siendo delgada pero con una salvedad, una buena dosis de definición y tono muscular. Tonificar básicamente es sacar grasa corporal y ponerle un poco de músculo en su lugar, y eso se hace con entrenamiento y dieta, no hay otra.

Así que para ello he preparado una serie de consejos que pueden servirte en la búsqueda de ese objetivo, son más bien tips o lineamientos que si los sigues y los aplicas con regularidad comenzarás a notar pronto un cuerpo que va tomando otra contextura y otra composición, y tu obviamente [email protected]

Come más. Eso es principal, porque si bien estar tonificado no es ser [email protected] habrá que poner una cierta cantidad de músculo sobre uno para mostrar ese tono que buscamos en nuestros músculos. El factor fundamental al que puedes atribuirle cualquier objetivo que se te ocurra es la nutrición. Come seguido, come sano y tu cuerpo no necesitará acumular grasa (de hecho esa grasa se quemará con el entrenamiento y se obtendrá más definición)

Si quieres comer mucho hazlo con una sola condición, que sean comidas muy bajas en calorías, altamente nutritivas y tan naturales como sea posible.

No es necesario que sacrifiques tus carbohidratos. Por el contrario son muy necesarios para llevar a cabo la rutina de ejercicios con fuerza y la debida intensidad. En todo caso presta mucha atención a la calidad, todo lo que es procesado olvídalo y busca comer avena, cereales integrales, pan integral, etc. Nada de carbohidratos por las noches, solo verduras y proteínas para ese horario.

La rutina tiene que personalizarse de tal manera que te mantengas haciéndola. Si algo no te gusta sácalo pero busca alternativas. Prueba otros ejercicios alternativos pero no descuides ningún grupo muscular.

De la misma manera que la intensidad de tus rutinas crezca paulatinamente. No importa cuál es tu estado físico actual, siempre será posible comenzar desde donde estés, así que no te preocupes tanto por tu nivel de experiencia. En la medida que vayas adentrándote en los entrenamientos notarás que cada vez puedes hacer más, y entonces hazlo.

Qué comer

Este es un ejemplo de seis comidas que puedes hacer para cambiar tu estructura corporal. Recuerda que solo son ejemplos y que todo esto debe hacerse dentro de un plan más completo. Te recomiendo que navegues por la categoría de nutrición y la de tonificación de este blog para encontrar más información que apoyará todo esto. Veamos el plan…

Desayuno. Dos huevos enteros, una rodaja de avocados (palta) y una cucharada de avena.

Colación de media mañana. Batido de proteínas.

Almuerzo. Pescado, pavo o pollo, arróz integral, verduras al vapor y ensalada.

Colación de media tarde. Yogurt natural, almendras y una manzana

Cena. Atún o pechuga de pollo con ensalada.

Colación extra. Batido de proteínas.

Melissa Fernandez

Hola, mi nombre es Melissa Fernández, soy profesional de la salud, tengo 30 años y lo que me apasiona es el movimiento humano, el ejercicio físico y todo lo que tenga que ver con hábitos de vida saludables. Soy Bachiller en Promoción de la Salud Física, tengo una Especialización en Entrenamiento Personal. Soy graduada del Programa de Formación de Instructores de Pilates impartido por Global Fitness, además cursé capacitaciones de Entrenamiento con Kettlebell, Entrenamiento Inteligente y otros cursos de entrenamiento funcional. Actualmente soy instructora del Gimnasio Universitario de la Universidad de Costa Rica y soy Coach certificada por la franquicia estadounidense Orangetheory Fitness donde trabajo desde el 2018.

Recent Posts