Errores Comúnes al Adelgazar con Dietas

Algunos errores en tu dieta pueden mantenerte lejos de tu objetivo de perder peso. Sin embargo no estás solo; muchos de nosotros somos culpables de alguno, sino de varios, de estos errores al adelgazar. Estos son algunos consejos sobre cómo evitar los errores comunes en las dietas.

1° Error en Dietas para adelgazar: Beber las calorías.

¿Te lavantas cada mañana y tomas un par de vasos de jugo de naranja? ¿O qué tal un café fuerte en tu trayecto hacia el trabajo? ¿Utilizas la máquina expendedora de tu gimnasio por un energizante?

Si te suena familiar, toma nota: lo que bebes es tan importante en tu dieta como lo que comes.

Algunas bebidas contiene tantas, sino más, calorías que un plato de comida. Las calorías líquidas no te satisfacen ni tienen el efecto llenador como lo hacen las comidas, y muchas de esas bebidas no poseen ningún beneficio nutricional. Incluso si bebieras 1500 calorías al día, todavía sentirías hambre y, en consecuencia, comerías de más.

Solución: Corta con las calorías líquidas.

Simplemente dile que no a: gaseosas o bebidas endulzadas, cafés saborizados y endulzados.

Un punto aparte merecen los jugos. Mientras que éstos son alternativas más saludables que las mencionadas arriba, una pieza de fruta es preferible; contienen menos calorías, más fibra y son más llenadoras. El agua e infusiones de hierbas (sin azúcar agregada) son reemplazos ideales a las bebidas con alto contenido calórico.

2° Error en Dietas: Privarte.

Entonces, te has jurado perder todo el peso de más. Has limpiado tu despensa de todas las comidas grasosas. El cubo de basura se llena de helados y comidas chatarras que tenías en tu refrigerador. Comienzas tus esfuerzos por adelgazar, y lo haces bien por varios días. Luego, una noche, pierdes la cabeza y comes lo que sea que encuentres en la casa que no sean frutas ni vegetales.

No importa qué tan resueltos estemos a bajar de peso, a veces ansiamos esas comidas tramposas (especialmente las que contienen grasas o dulces). Tarde o temprano tenemos el impulso de comer, sin importar qué tan bien lo hacíamos los días anteriores.

Solución: Ceder … pero solamente un poco.

Eliminar por completo las comidas que disfrutas es una manera segura de asegurarse un fracaso en las dietas. Puede sonar raro, pero es una forma de tortura: cualquiera puede comer las comidas que disfrutas mientras tu ni siquiera puedes saborearlas. ¿Cómo esto puede ayudarte en tus esfuerzos por adelgazar? No puede. Permítete disfrutar con esas comidas tramposas de vez en cuando. Lee las etiquetas y cuida el tamaño de las porciones y ocasionalmente podrás disfrutar de esas comidas con moderación.

3° Error en Dietas: Maldecir tus genes.

Una mañana, te miras al espejo, y miras a tu madre. No es su cabello, ni sus ojos, ¡es su cuerpo! Y no hay nada que puedas hacer contra ello. Después de todo, es hereditario!

Solución: Sé realista.

De hecho, los genes juegan un rol que predispone en algunos casos a la obesidad. A menudo ves miembros de la familia que comparten el mismo tipo de cuerpo por ejemplo. Pero para la mayoría de nosotros, el factor más importante para adelgazar es calorías que consumes versus calorías que quemas… cuántas calorías comemos y qué tanto nos ejercitamos. Incluso si algunos miembros de la familia son “pesados”, existe una serie de pasos que puedes dar para no correr su misma suerte. Si te entrenas y haces pesas construirás músculo, lo que le acelerará tu metabolismo; y ambos te llevarán en la dirección contraria a ganar el peso que tus genes pueden ocasionar.

4° Error en Dietas: Saltearse las Comidas.

Generalmente muchos tienden a razonar asi: “Si la clave para adelgazar y perder peso es reducir las calorías, entonces ¿por qué no cortar con un montón de ellas a la vez salteándose una comida?”. Si te salteas las comidas cuando tratas de perder peso, te estás haciendo más un daño que un bien. Y esto puede causar que tu metabolismo ande a la deriva. No sólo no quemarás grasas al radio apropiado, sino que andarás hambriento todo el día y tenderás a comer de más por las noches.

Solución: No te conviertas en un salteador.

Muchos se saltean el desayuno. Parece ser la comida más fácil de suprimir. Pero en realidad el desayuno es una de las comidas que más influencia tiene al momento de perder peso. ¿Te olvidas de comer algo por las mañanas? ¿No sientes hambre a esa hora? Pon una alarma que te recuerde que debes comer. Si no tienes hambre o no acostumbras a desayunar, come algo pequeño hasta que te acostumbres a desayunar como corresponde. No pongas de excusa, por ejemplo que sales apurado hacia tu trabajo, despiértate veinte minutos antes y come.

5° Error en Dietas para adelgazar: Rendirte de Perder Peso a TU manera.

Algunas veces, contarle a tu familia y amigos que quieres adelgazar y que has comenzado una dieta puede ser contraproducente. Si no entienden tu dieta o piensan que hay una mejor manera de bajar de peso empezarán a darte argumentos y consejos de por qué tu dieta no va a funcionar. Y entiendes su punto de vista y quieres abandonar y tirar la toalla.

Solución: Guárdatelo para Ti

Sólo Tú sabes lo que funciona para ti. Por lo tanto, mantente haciendo esas cosas que funcionan para TI. No hay ninguna regla que te diga que tienes que contarle a tus amigos y parientes que estás tratando de adelgazar. El peso es un asunto personal. Y es tu prerrogativa mantenerlo de esa forma.

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: