Dos creencias sobre la pérdida de peso derrumbadas

¿Te has matado a encogimientos abdominales alguna vez? ¿cuántos de nosotros hemos creído que con ellos la panza desaparecería y volveríamos a nuestras mejores épocas?

Pero esa es solo una de las creencias, otros han pensado que ignorando completamente el ejercicio y dejando de comer conseguirían el cuerpo que siempre soñaron y que eso sólo les haría bajar de peso…

Y a pesar de que la dieta y el ejercicio son fundamentales en nuestra vida y que cualquier actividad que hagamos será mejor que ninguna lo importante es comprender que no existen soluciones mágicas como las que la gran mayoría espera para recapturar el cuerpo de su juventud. Eso es lo primero que tienes que comprender porque tan pronto te metas en el ejercicio y no veas resultados a la semana vas a desilusionarte, abandonar y perderte todo lo bueno que unos pequeños cambios en tu estilo de vida tienen para darte.

A continuación hablaremos de tres mitos comunes que inspira a muchos a meterse de lleno en este mundo, pero que salen desilusionados al ver que no cumplieron con sus espectativas…

Uno. No puedes reducir puntos. Nada, ni un poquito, cero.

Clásico ejemplo, lo primero que todo el mundo hace con la esperanza de achicar la panza es ponerse a hacer miles de encogimientos mañana y noche creyendo que eso reducirá centímetros de la cintura. Lo mismo sucede con los brazos, o con aquellas chicas que van al gimnasio y se instalan en las máquinas para hacer piernas con la esperanza de eliminar la celulitis.

Lo cierto es que no puede eliminar grasa de puntos específicos. Si quieres reducir la cintura, o que las carnes debajo de los brazos dejen de colgar, o sacarte la flacidez de la cola, lo que tienes que hacer es lo mismo en todos los casos: eliminar grasa, y tu no decides de dónde se va a eliminar esa grasa, tu cuerpo lo hará. No existe la reducción por zonas, incorpora ese concepto, grábalo, tatúalo, imprímelo y léelo todos los días.

Lo que tienes que hacer es apuntar a eliminar grasa corporal en general, y eso hará que se reduzca la grasa en las partes que quieres que se reduzcan. No hay otra manera hasta el día de la fecha.

Dos. El peso que quieres perder no desaparece de la noche a la mañana

Bajar de peso lleva tiempo. Básicamente es comprender que tu cuerpo es una pieza de costoso equipamiento que debes mantener y que ese mantenimiento debería durar toda tu vida. Hacer ejercicio es algo para siempre y por más que esto ahora te parezca una tarea descomunal en realidad serán dos o tres semanas de acostumbrarse al hábito y lo demás será facilísimo. Ni siquiera te imaginas la cantidad de peso que puedes perder en unos tres meses con solo ser constante…

Volviendo a nuestro mito comprende que la pérdida de peso no se logra a un radio que no sea mayor a medio kilo por semana,  probablemente un kilo si el esfuerzo y la disciplina que pones en la dieta y el ejercicio son considerables. Así que no apuntes a perder más de ese peso. ¿Por qué? Porque si pierdes más de ese peso lo que perderás será líquido y músculo, el líquido se recupera automáticamente y el músculo menos te hace el metabolismo más lento, lo que a su vez dificulta aún más tus esfuerzos por un peso saludable.

Conclusión

Puedes lograr la mejor forma física de tu historia a la edad que sea con el debido esfuerzo y perseverancia. Pero esto se hace con tiempo, con el paso del tiempo y con paciencia mientras se hacen las cosas como se debe, sin apurar a tu cuerpo, sin matarte entrenando, sin matarte de hambre.

Acepta lo que eres y siempre trata de lograr la mejor versión de ti mismo, pero no a costa de desórdenes alimenticios o problemas de salud ni psicológicos o de conducta que conviertan una oportunidad para mejorar en una para empeorar.

El fitness, el ejercicio y la buena alimentación no tienen que ser un evento ocasional en nuestras vidas sino que tienen que ser una manera de vivir. No hay fórmulas mágicas, pero verás tu progreso con la constancia y el mantenimiento en tu programa. Es tan simple como eso.

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: