Ejercicios para abdominales, la cruda verdad

Todos los días recibo emails de todas partes, adolescentes y adultos, hombres y mujeres. En estos correos expresan su obsesión, frustración y ansiedad sobre una sola cosa… sus abdominales. Es difícil de creer que un pequeño grupo muscular puede causar tanto, pero es cierto. A muchos de nosotros nos encantaría tener un estómago súper delgado pero, sin importar cuán duro lo intentemos, parece que nunca llegaremos a ese punto. Entonces ¿Cuál es la respuesta? Veamos los hechos y aprendamos de lo que realmente son capaces nuestros cuerpos.

Los hechos y la verdad sobre los ejercicios para abdominales

Mucha de la frustración alrededor de los ejercicios abdominales se debe a la desinformación y a espectativas poco realistas. A pesar de los esfuerzos de muchos entrenadores, la gente todavía se maneja con ideas viejas sobre la manera apropiada de ejercitarlos y de conseguir esa tan ansiada “tabla”. Examinar los mitos alrededor de los abdominales es el primer paso para establecer objetivos que sean razonables para ti.

Mito 1. Los ejercicios para abdominales eliminan la grasa abdominal.

Desafortunadamente, la reducción de grasa por zonas específicas no funciona, ya sea para los abdominales o para cualquier otra parte del cuerpo. El mito de que se puede eliminar grasa de zonas específicas asume que, si tienes grasa sobre la zona abdominal, entonces al ejercitar los músculos abdominales harán que esa grasa desaparezca. Mientras que ejercitar los músculos aumentarán su fuerza y resistencia, esto no quemará la grasa en ese área.

La única manera de reducir la grasa del estomago es reduciendo la grasa de tu cuerpo en general creando un déficit calórico. La manera más saludable de hacer esto es por medio del ejercicio constante (ejercicios de cardio, ejercicios de fuerza) y una dieta que sea saludable y reducida en calorías.

Mito 2. Los músculos abdominales son diferentes de los otros músculos del cuerpo.

¿Ejercitas tus abdominales de manera diferente a otros músculos de tu cuerpo? Si es asi, no estás sólo. A menudo la gente trabaja sus abdominales día tras día y sin descanso, con la esperanza que al hacer más ejercicio se quemará más grasa. Pero estos músculos no son diferentes de otros del cuerpo, por lo que deberías entrenarlos de la misma forma que entrenas, por ejemplo, los bíceps o el pecho. Esto significa ejercitarlos de 2 a 3 veces en la semana, con descansos y, realizando variedad de ejercicios para diferentes áreas de esta zona.

Prueba ejercicios que fortalezcan tu centro y que involucren todos los musculos abdominales.

El truco para los abdominales es entender que los ejercicios de fuerza SON importantes para mantener tu zona media fortalecida, pero no son mágicos. Incorporar ejercicios abdominales a una rutina completa es una buena manera de encarar y conseguir buenos abdominales.

Mito 3. Tienes que hacer muchas repeticiones para ver resultados

Como vienes leyendo en los puntos anteriores, los abdominales son como cualquier otro músculo del cuerpo. Por lo tanto hacer millones de encogimientos o elevaciones de piernas no harán una diferencia. Pregúntate esto ¿harías 100 repeticiones de vuelos laterales? Por supuesto que no, ¿verdad? No tiene sentido. Lo mismo se aplica a los abdominales. Para ganar fuerza con tus abdominales deberías aplicar los mismos principios que aplicas con tus otras áreas, sobrecargar tus músculos, utilizar el principio de progresión, etc.

La razón por la que sentimos la necesidad de hacer tantas repeticiones tal vez se deba a que no ejercitamos esos músculos como deberíamos. Si tienes que hacer 50 o más encogimientos para empezar a sentir fatiga, disminuye le cantidad y concéntrate en que tu técnica tenga buena forma. Si sientes que necesitas más dificultad considera conseguirte una pelota de estabilidad por ejemplo.

Mito 4. Todo el mundo puede tener un estómago plano

Cuando vemos televisión, vemos esos modelos, estrellas y actores con cuerpos fabulosos y estomagos super delgados y marcados, ¿verdad? Y muchos de ellos verdaderamente los tienen asi, pero lo que tal vez no sepas es que para mucha gente no es fisiológicamante posible lograr un estómago así de plano.

Enfrentémoslo, los factores que dictan cómo deben verse nuestros cuerpos son demasiados. Edad, genética, género… todos ellos deciden la forma en que tu cuerpo y, por lo tanto tu estómago, se ven. Las mujeres, en particular, tienden a acumular grasa alrededor de la parte inferior del estómago. Los hombres en cambio tienden a acumular grasa en el área media.

Sí, puedes ejercitarte y reducir tu porcentaje de grasa corporal, pero no puedes elegir en qué parte perder grasa. Para conseguir el famoso “six-pack” deberías reducir tu grasa corporal a niveles de un sólo dígito y que son bastante complicados de mantener. Muchos tenemos el objetivo de tener un “six-pack” pero para la gran mayoría este es un objetivo difícil de alcanzar.

Cuidado! no digo que no se puede, si yo pude cualquiera puede. Simplemente es cuestión de quererlo (y que quede claro que dije que es simple y no fácil). Ahora, si lo anterior es cierto para ti, intentar alcanzar un objetivo poco realista te volverá loco. Establece objetivos alcanzables para empezar y hazte amigo de tu estómago. Recuerda que todos tenemos defectos y que la perfección no es una opción a menos que ya tengas una cita con un cirujano. En vez de hacer eso, desafíate a ti mismo poniendo como objetivo cuidarte y aceptarte a ti mismo bueno, malo o como seas.

Tu Cuerpo Ideal | Ejercicios Abdominales

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: