¿Eres uno de los que está tras el cuerpo perfecto? Cómo sacar lo mejor de tu cuerpo

El cuerpo perfecto. Soñamos con el, y a veces varios de nosotros hemos hecho cosas locas en búsqueda del cuerpo perfecto. Muchos, y a pesar de cuán duro entrenemos, rara vez lo lograremos…

“Me estoy poniendo gordo”

“Mataría por tener esa cintura”

“Mírala, es tan delgada… probablemente no come hace una semana”

Estos son algunos de los comentarios que escucho a menudo en el gimnasio. Y lo extraño es que viene de personas que tienen estados físicos admirables y están en buena forma…

¿Qué tanto puedes cambiar tu cuerpo?

Cada uno tiene una concepción diferente de su cuerpo. Algunos observan hasta los detalles pequeños para ver qué han logrado y qué no. Otros evitan verse en el espejo hasta que inevitablemente tienen que hacerlo. A menudo vemos gente en la calle o el gimnasio y pensamos, “¿por qué no puedo ser como él/ella?”

Algunos factores están más allá de nuestro control, empezando con nuestro tipo corporal.

¿Qué son los tipos de cuerpo?

Mientras que no podemos saber el rol exacto que juegan nuestros genes en el cuerpo, sí podemos determinar el tipo básico de cuerpo que tenemos. Estos se han dividido en 3 diferentes categorías:

. Endomorfo – Este tipo se caracteriza por tener un mayor porcentaje de grasa corporal, grandes huesos y un metabolismo más lento.

. Mesomorfo – Las personas de este biotipo tienden a ser más musculares, un metabolismo más rápido y más facilidad para ganar músculo.

. Ectomorfo – La gente con este tipo de cuerpo tienden a ser delgados, un metabolismo muy rápido y pueden tener problemas para ganar músculo.

La mayoría de nosotros tenemos predominancia de un biotipo, y algunas características de otros. Para algunos será más fácil y rápido bajar de peso y quemar grasa mientras que para otros no. También existen cuerpos con diferentes formas: una forma de manzana es más larga en el tren superior; una forma de pera tiene cintura y caderas anchas; una forma de reloj de arena tiene medidas proporcionales tanto en el tren superior como el tren inferior, y una cintura delgada sin demasiadas curvas.

Dependiendo de la forma de tu cuerpo, habrá áreas donde se acumulan más grasas, haciéndose difícil de cambiarlas.

Quiero hacer una aclaración en este punto. Todos tenemos biotipos diferentes y todos tenemos áreas difíciles o que nos cuesta más esfuerzo mejorar. La idea entera de este sitio y de nuestros productos no es querer conseguir un cuerpo perfecto de otras personas ya que todos somos diferentes. La idea no es obsesionarnos con querer conseguir el cuerpo de otro, sino sacar y conseguir el mejor cuerpo que podemos conseguir según nuestras propias capacidades y forma.

¿Qué significa esto para ti? La verdad es que nadie puede decirte qué puedes cambiar y qué no puedes cambiar de tu cuerpo. Puedes perder o ganar grasa quemando más o menos calorías, y puedes cambiar la cantidad de músculo que tienes levantando pesas. Entonces ¿qué tal si haces todo esto y todavía existen áreas “complicadas”? ¿qué hacer? En vez de pensar en recursos desesperados como píldoras que prometen soluciones mágicas o empezar a matarte de hambre (incluso pensar en la cirujía plástica), qué tal si en vez de obsesionarnos con lo que no podemos cambiar, cambiamos nuestra imagen corporal… ¿qué tal si te olvidaras de conseguir un cuerpo perfecto y te esforzaras en conseguir TU cuerpo perfecto? Todo comienza en aceptar tu cuerpo y trabajar en nuevos objetivos para ti.

Aceptando tu cuerpo

La idea de aceptar tu cuerpo de la forma en que es puede parecerte completamente extraña. De hecho, parece que el mundo entero se encarga de hacernos sentir infelices con nuestros cuerpos. Constantemente vemos anuncios y dietas que prometen e incluso nos empujan a querer cambiar cada centímetro de nuestros cuerpos. Si prestas atención a los anuncios de las revistas, posiblemente pienses que conseguir el cuerpo perfecto es algo en lo que deberías trabajar día y noche.

Además de esto, debemos empezar a considerar la idea de la auto aceptación. Si aceptamos nuestro cuerpo ¿no nos volveríamos complacientes? Si abrazamos nuestras imperfecciones ¿no perderemos nuestra motivación hacia el ejercicio o a comer bien?

La buena noticia es que actualmente existe una tendencia hacia un cuerpo saludable que nos impulsa a ejercitarnos y a comer bien. Existe un buen número de maneras de trabajar en la auto aceptación, incluyendo cómo estar más consciente de tu cuerpo. El ejercicio es una gran manera de construir confianza, estar más conectado y apreciar qué tan fuerte eres y mejoras con cada ejercicio que haces.

Aprender a cambiar el foco de querer un cuerpo perfecto por un cuerpo saludable, o decidirte por conseguir el mejor cuerpo que te sea posible según tus posibilidades es bastante liberador. Estos son algunos de los pasos hacia una mejor autoaceptación, pruébalo, y notarás la diferencia.

Tu Cuerpo Ideal | Como conseguir un cuerpo perfecto

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: