Errores que te alejan de tus objetivos

“Modelar el éxito” es una frase bien conocida en Programación Neuro Lingüística y hace referencia a que no necesariamente tienes que descifrarlo todo por tí mismo o averiguar a base de prueba y error lo que funciona y lo que no (aunque parte de esto es inevitable). Por el contrario, si quieres ser exitoso en cualquier aspecto de tu vida lo mejor que puedes hacer es estudiar a los que anteriormente han tenido éxito en ése aspecto particular que te interesa, y lo más probable es que tú también lo conseguirás si aplicas lo que has aprendido. Por supuesto que esto también aplica a los objetivos corporales que se tengan…

Así que ya sea que pretendas bajar de peso, tonificar, hacer dieta, desarrollar tu musculatura o simplemente mejorar tu salud, el éxito en cualquiera de estos objetivos será una consecuencia de hábitos y conductas probadas y comprobadas a lo largo de los años, de las que se han valido cientos de miles de personas que han tenido éxito logrando exactamente lo que tú estás buscando ahora mismo. Por lo tanto vale la pena darles una mirada, y apuntar a incluirlas en nuestra rutina o enfrentarnos al riesgo de no lograr lo que tanto ansiamos.

Estos son algunos errores que se cometen a menudo a la hora de encarar nuestro objetivo corporal y los consejos que te servirán para encontrar el éxito en todo ese esfuerzo que ya le estás poniendo…

 

Ir al gym y entrenar sin la debida intensidad, solo acompañando el movimiento

Esto es garantía de fracaso total, y usualmente te diría que vayas al gimnasio como si fueras a la guerra (esa es mi filosofía). Esta vez simplemente te diré que entrenes con intensidad, con ganas, con esfuerzo, [email protected] en el ejercicio que estás haciendo y en el objetivo que estás persiguiendo.

 

No todo es ponerle ganas

Es fundamental que lo hagas, pero también es crucial que tengas un plan y que sepas lo que estás haciendo. Con ganas y un plan el éxito simplemente será cuestión de tiempo.

 

Abandonar ante el primer obstáculo o inconveniente

Esto es una tontería y si esa es tu actitud no esperes nada bueno. Simplemente persiste hasta que lo logres. Nadie está compitiendo, el tiempo no se acaba y no se acaba el mundo por adelgazar cinco kilos en vez de diez o que tu brazo no sea como el de Arnold en el tiempo que te propusiste. Persiste, persiste, persiste.

 

Idas y vueltas con la nutrición y la rutina

Si eres inconsistente con la dieta y el ejercicio a lo sumo puedes obtener un resultado mediocre, con suerte. Si lo deseas haz lo que tengas que hacer y sigue un plan de alimentación acorde y una rutina intensa, todas las semanas, todos los días hasta que lo consigas. A veces dejar de sabotear tu programa es todo lo que tienes que hacer para lograr tu objetivo.

 

La eterna búsqueda de lo rápido, instantáneo y milagroso

Deja de perseguir fórmulas mágicas o secretas, suplementos milagrosos y de hacer solo lo mínimo que tienes que hacer. No me cansaré de repetirlo, no hay atajos, ni fórmulas, ni píldoras. Todo es buena alimentación y esfuerzo. Aprende a amar el ejercicio, deja de poner excusas y haz lo que tengas que hacer para cambiar tu cuerpo.

 

“Son solo 12 semanas”

No, no lo son. A pesar de que los programas se promocionan de esa manera (incluso el de este blog). Si solo fueran doce semanas eso significa que apenas las termines te estás preparando para tirar por la borda todo el esfuerzo de 90 días. Lo que sea que logres después tendrá que mantenerse, o comenzar con otro objetivo. El cuerpo no queda “en la mejor forma física de tu vida”. Esto no es una carrera, en todo caso es una maratón. Y mientras más rápido comprendas que es un compromiso para toda la vida, algo que tiene que acompañarte siempre mucho mejor y más llano será el camino hacia el éxito de tu objetivo.

 

No tener objetivos claros o tener objetivos irrealizables

El primer paso para comprometerte con lo que deseas no es decir “quiero adelgazar” o “quiero tener súper músculos”. El primer paso es ser tan específico como sea posible, escribir lo que se desea, analizarlo, estudiarlo, ver si es humanamente posible y si tienes el compromiso requerido para lograrlo, y luego hacerlo. No busques el cuerpo de Brad Pitt en el Club de la Pelea y en dos meses si tienes diez, doce, quince kilos de sobrepeso. Sé realista, descompón tu objetivo en mini objetivos y comienza de a poco. Recuerda, es una maratón. Sé específico y sé realista y serás capáz de lograr más.

 

Echarle la culpa a todo el mundo por no haber logrado tu objetivo

Tu y solo tu eres el responsable por los resultados que obtienes, no la genética, ni el restaurante del trabajo que vende solo chatarra, ni tu pareja, ni tu programa de ejercicios, ni tu entrenador ni el gym. Cualquiera que sea el resultado que consigas será directamente proporciona al esfuerzo y al compromiso que hayas puesto en ello. Toma el control de tu vida y los resultados llegarán, ya lo verás.

 

No registrar tu progreso ni analizar lo que vas obteniendo

Solo sabrás si lo estás logrando si registras todo lo que comes, tus medidas, peso, circunferencias, fotografías. Mientras más puedas medir más control tendrás y sabrás qué corregir y qué funciona. Es tan simple como eso. Lleva tus resultados como la economía de tu casa.

 

Creer que no se puede

Mentira. Todo es posible y es posible para el que quiere. Si crees que no puedes ¿adivina qué pasará? ¡no podrás! En cambio, si le das un esfuerzo sincero a lo que quieres lograr no importa cuánto tiempo te lleve, eventualmente llegarás adonde quieres estar. Volvamos al ejemplo de Brad Pitt en el Club de la Pelea. No estoy diciendo que no sea posible, sino que ese objetivo requiere de tiempo y si lo intentas en un mes te sentirás fracasado. En cambio, si de aquí a un año te lo propones, comes sano, te cuidas con las cantidades, le das duro a las pesas no solo que lo conseguirás sino que es perfectamente posible superarlo. Cree en ti [email protected] y desarrolla la creencia de que puedes. El resultado normal es que lo lograrás.

Espero tus comentarios.

4 comments
orlando laguer - noviembre 11, 2013

me gustaria conocer la rutina de ejercisio para poder rebajar.Gracias

Responder
Jose Carlos - marzo 17, 2014

Buenas

Estoy muy de acuerdo en casi todo lo que indicas en el artículo.

Yo personalmente llevo una dieta saludable (Grasas-no trans-, proteínas e hidratos de lenta asimilación, cero: azúcar alimentos procesados etc…), practico natación, mtb, pilates y gym. Leo libros y artículos sobre nutrición y deporte.

El objetivo de perder peso lo conseguí de 94 kg. a 69 Kg. 171 de estatura, aunque gané musculatura, ahora estoy centrado en aumentar la fuerza y más musculatura con el objetivo de mejorar la práctica de mtb, coordinación y salud.

El tema es que suelo hacer ejercicios tipo dominadas, sentadillas, pesos muertos, no uso máquinas, dejé de hacer ayunos intermitentes porque observé que no aumentaba demasiado la masa muscular (a pesar de ello hago deporte en ayunas- como después del ejercicio-) y aumenté a tres/semana los días de gym.

La cuestión es que a mí eso de apuntar rutinas, calorías, controlarlo todo al máximo, me agobia jejeje. En fin no sé si estoy haciéndolo del todo correctamente, pero es así hoy por hoy como mejor me encuentro.

Un saludo y gracias por los artículos de la web.

Responder
    @tucuerpoideal - marzo 25, 2014

    José, lo de controlar al principio es complicado pero luego ya se hace naturalmente y la mayoría de las veces a simple vista. Ya que aprendas las comidas y las cantidades que son para ti y que se ajusta a tu objetivo te darás cuenta que es muy sencillo. Por lo demás sigue así, entrena duro, come sano, trabaja siempre en mejorar la calidad de las comidas y seguramente te irá muy bien. Gracias por compartir tu experiencia, saludos.

    Responder
Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: