Ejercicios para tonificar tus glúteos y darles forma.

Los ejercicios para tonificar los glúteos son los más buscados por las mujeres. Esto es así porque la mayoría no está contenta con el tamaño de sus glúteos. ¿Tu lo estás? Muchas mujeres consideran que sus glúteos son demasiado pequeños, o demasiado grandes, o que tienen poca forma, o que tienen flacidez. La buena noticia es que existe una variedad de ejercicios específicos que pueden hacer una gran diferencia y ayudarte en la apariencia sexy que buscas para tus glúteos.

Algo importante para recordar es que los ejercicios para los glúteos (y dicho sea de paso, cualquier ejercicio que realices), por sí sólo no eliminará la grasa de tu cuerpo. Es necesario incorporar un completo plan de ejercicios y nutrición en tu vida diaria para lograr cambios en el cuerpo.

Cada cuerpo responde de manera diferente, y tu genética y contextura también juegan un rol importante en la manera en que tu cuerpo responde a los ejercicios. Es importante que entiendas que, mientras que es posible tonificar tus glúteos, no siempre será posible cambiar la forma de tus glúteos, sin importar que ejercicios realizes. Sin embargo, lo que buscamos aquí en Tu Cuerpo Ideal, es que logres la mejor versión de tí mismo/a y realizes tu potencial. Eso es lo que importa.

De todos los ejercicios para los glúteos que te daré aquí, es crucial que los hagas correctamente. Siempre asegúrate de realizar movimientos controlados, contrayendo un poco los músculos abdominales y de la espalda para estabilizar tu cuerpo y evitar lesiones.

Para tener glúteos redondeados y tonificados necesitarás ejercicios específicos, ser consistente con los pesos que manejas, y mantener hábitos de alimentación apropiados. Mejorar tus glúteos es fácil y no requiere mucho tiempo con el enfoque correcto.

Ejercicio para glúteos #1: Sentadillas.

Las sentadillas son, por lejos, el mejor ejercicio para tus glúteos y para tonificar tus piernas en general. De hecho, es el mejor ejercicio para tonificar y darle forma a todo el tren inferior de tu cuerpo y no sólo a los glúteos. Muchos sostienen que éste ejercicio es malo para la espalda y articulaciones, inapropiado para las mujeres, difícil de aprender, etc. Esto es completamente falso. No existe mejor ejercicio para glúteos y piernas que éste. Lo importante es que realizes este ejercicio con la técnica correcta. Esto es: no coloques la barra demasiado alta ni tampoco en la base del cuello, mantén la espalda erguida y sin encorvarte, no bloquees tus articulaciones y mantén siempre las piernas levemente flexionadas. Por último, no pongas el peso de tu cuerpo en la punta de tus pies, hazlo en los talones.

Empieza siempre con un peso que puedas manejar e incluso utilizando solamente el peso de tu cuerpo. Ya que domines la técnica de este ejercico empieza a aumentar el peso. De todos modos estarás trabajando y dándole firmeza a tus glúteos.

Ejercicio para glúteos #2: Estocadas

Este es un ejercicio desafiante ya que involucra el trabajo de muchos músculos al mismo tiempo. En la pierna que coloques adelante, trabajarás los glúteos y los femorales y, en la pierna trasera trabajarás cuádriceps y pantorrillas. Existen muchas maneras y variantes para realizar éste ejercicio. Esta es la manera más simple de realizarlo:

– Separa los pies colocando uno adelante y otro detrás, de manera que cuando bajes tus rodillas tengan un ángulo de 90 grados.
– Sostén una mancuerna con cada mano con un peso que manejes fácilmente, o utiliza una barra para mayor intensidad.
– Flexiona la rodilla de la pierna que está detrás hasta llegar al suelo, manteniendo inmóvil la pierna delantera. Desciende manteniendo la parte superior de tu cuerpo sin inclinarse hacia atrás, o hacia adelante.
– Luego sube, cuidando de no bloquear tus rodillas cuando estires tus piernas.

Ejercicio para glúteos #3: Peso Muerto

Los pesos muertos son excelentes para los femorales, glúteos y espalda baja. Nuevamente, la forma es clave para realizar este ejercicio. Para realizarlo:

– Párate sosteniendo los pesos en frente de tu cintura y con los pies a la altura de los hombros.
– Desciende tanto como tu flexibilidad te lo permita, manteniendo firmes tus abdominales y espalda. Desciende desde la cintura hacia arriba, bajando el peso hacia el suelo.
– No te olvides de flexionar un poco las rodillas.
– Sube nuevamente de la misma manera en que bajaste para quedar en la posición de parado.

Para tonificar los gluteos, o cualquier otra parte del cuerpo es necesario encarar este aspecto de manera global.

4 comments
GILBERD - octubre 11, 2014

QUIERO MANTENER EL ACDOMEN

Responder
Delia Jiménez - octubre 11, 2014

Fabulosos ejercicios .. Ya endureciendo Muslos y Gluteos. ….

Responder
Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: