La importancia de la nutricion para una vida sana y feliz

Por qué tiene tanta importancia de la nutricion

Te apuesto a que nunca te has tomado el tiempo para considerar cuáles pueden ser tus necesidades nutricionales, o la importancia que la nutrición tiene en tu salud. ¿Sabías que si el cerebro no tiene la suficiente proteína no se desarrolla correctamente, o que si una mujer con un cuerpo saludable no tiene el suficiente aceite de lino, omega 3 y omega 6, su metabolismo no funcionará de manera apropiada y que será más susceptible de ganar peso? Todas nuestras necesidades nutricionales se reducen a nuestros hábitos alimenticios, buenos o malos, con consecuencias dispares según cuál sea el que utilicemos.

La nutrición aplicada a nuestras vidas diarias significa que necesitamos mantener a nuestro cuerpo en un estado saludable. La nutrición ha tomado importancia en muchos países debido a políticas de información sobre nuestras necesidades alimenticias diarias y la determinación de lo que es saludable y de lo que es peligroso para el consumo. De la misma manera, en la actualidad se ha empezado a utilizar la nutrición como una especie de medicina preventiva para ciertas enfermedades, dolencias y para llevar una vida sana.

Ahora ¿cuál es nuestra responsabilidad en materia nutricional? ¿Sabemos cuáles son nuestros requerimientos, cómo satisfacerlos y cómo buscar verdadero valor nutricional en nuestras comidas? No estoy seguro de que haya comprendido a la nutrición en toda su dimensión. En general solemos relacionarla con la ingesta de vitaminas, o los cereales y leche fortificados y en el contexto de que necesitamos “valor nutricional” de nuestras opciones de alimentos. ¿Pero qué significa realmente la nutrición cuando la aplicamos a nuestras funciones diarias?

La nutrición se refiere a la crianza de nuestro cuerpo, a nuestra habilidad para mantenerlo sano y funcionando como se supone que debería hacerlo. Nuestra habilidad de proveer al cuerpo con toda la comida necesaria, las vitaminas y minerales para que continúe progresando en nuestro quehacer diario.

¿Y cómo determinamos que estamos dándole a nuestro cuerpo lo que necesita en materia nutricional? Ese conocimiento proviene de educarnos a nosotros mismos sobre nuestras necesidades individuales, y luego tomar ese conocimiento para aplicarlo a las comidas que compramos, a las que preparamos y para consumirlas con nuestra familia. Nuestras necesidades nutricionales y caloricas cambian según distintos factores como la edad y el nivel de actividad entre otras cosas. No son las misma necesidades de un adolescente de 14 años que las de una mujer de 30.

Muy a menudo sucede que nuestras necesidades de vitaminas y minerales están muy por debajo de lo que debieramos consumir. En estos casos tendemos a consumir suplementos vitamínicos para completar los requerimientos. Esto también forma parte de las necesidades nutricionales.

La nutrición es una de las áreas más complejas para adquirir conocimientos ya que son muchos los componentes involucrados, y porque cada persona tiene necesidades individuales. Las de las mujeres difieren de las de los hombres, y las de un hombre adulto difieren de las de un niño. En la medida que envejecemos nuestras necesidades cambian, por lo tanto una constante educación sobre el tema es imprescindible. La información que tenemos del tema cambia a diario. Para mantenernos sanos está la nutrición, el ejercicio, necesidades mentales como así también emocionales que debemos considerar.

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: