La mala nutrición y cómo nos hace engordar

La dieta actual, o mejor dicho la manera actual que tenemos de comer en general es bastante lamentable. Es un hecho que la mayoría come de más y al mismo tiempo está pobremente nutrida por la comida que come, a pesar de ser un montón de comida. A primera vista suena como un trabalenguas y no pareciera cierto que quien come mucho obtiene poca nutrición, pero ¿cómo es posible? Básicamente por la creencia errónea de que como las calorías abundan, lo mismo sucede con los nutrientes. Pero la verdad es que mientras más procesada sea la comida más vitaminas y minerales necesitarás, y mientras más procesada sea la comida que comas, más de esa comida irá a parar a tu estómago, y a tus caderas, y a la cintura, y a los muslos bajo la forma de grasa acumulada.

Cuál es el problema con los alimentos refinados

Verás, lo que se come hoy en día son principalmente alimentos procesados, comidas con jarabe de maíz de alta fructosa, harinas refinadas, muchos químicos y grasas trans, y nada de esto es bueno para tu cuerpo. Piensa en pizas, panes blancos, pastas blancas, azúcar, latas de gaseosas, hamburguesas, dulces, galletas, etc, etc, etc. Incluso hoy es tremendamente complicado aprender a comprar si no se aprende a leer las etiquetas de los alimentos.

Pero eso no es todo. Los alimentos procesados son por naturaleza bajos en nutrientes ya que el solo hecho de refinar esas comidas le quita los nutrientes. Tomemos como ejemplo la harina blanca. El proceso de refinamiento del trigo para convertirse en harina blanca reduce su contenido de fibra en un 80% y prácticamente destruye sus niveles de vitaminas, minerales y fitonutrientes. Luego lo que hacen los fabricantes es añadir versiones sintéticas de vitaminas y minerales, lo que en los paquetes dice “enriquecida”. Todo este proceso perjudica y reduce la calidad del alimento que se ha procesado, y para colmo de males, todo ese procesamiento en muchos casos dispara las hormonas que colaboran al aumento poco saludable del peso, como por ejemplo la insulina, que en sí es una buena hormona pero que al dispararse nos hace acumular grasa.

Ahora bien, dicho todo esto tal vez te estás preguntando cómo obtener más nutrientes y evitar las comidas que ahora sabes que te hacen engordar…

2 maneras de obtener más calorías con nutrientes y menos calorías vacías

– Come más alimentos cosechados. Frutas, verduras, frutos secos, semillas y granos enteros son los pilares de una buena dieta. Están repletos de vitaminas y minerales, antioxidantes y compuestos, fibra y grasas sanas. Son el tipo de alimento que va desde la planta a las islas de los supermercados, los que están en su estado más natural. Eliminan enfermedades, contribuyen a un peso más saludable y en general mejoran tu calidad de vida en infinidad de sentidos.

– Prioriza las grasas sanas. La grasa es otro gran problema con los índices de sobrepeso de hoy en día y erroneamente se ha creído que no hay que comer grasas. La verdad es que son vitales para nuestro cuerpo, siempre que se consuma de las apropiadas. Aceite de oliva extra virgen, linaza, avocados, nueces y semillas en su estado menos procesado es la manera de obtenerla. En cuanto a los aceites busca los aceites saludables de primera prensada.

Si hay algo que tienes que recordar es que la comida es tu primer medicina. Mientras más alimentos densos en nutrientes obtengas más saludable estarás, mejor será el peso que tienes y tu cuerpo manejará la comida de manera más eficiente. Los alimentos densos en nutrientes tienen que ser tu prioridad, y si los combinas con un programa de ejercicios regular los beneficios que obtendrás irán desde un cuerpo sano hasta niveles de energía altos, y una vida mucho, pero mucho más plena.

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: