La mejor manera de eliminar la celulitis

Una de las condiciones que más odian las mujeres es esa plaga que invade la cola, los muslos y el estómago principalmente. Esta indeseable condición de la piel conocida como celulitis es origen del miedo más grande de las mujeres para vestir un bikini en el verano por el aspecto de sus gluteos, cintura y sección media. Ninguna, y repito, ninguna mujer quiere que se la considere rellenita o gorda por tener celulitis en los lugares menos deseados. Pero incluso hasta las más adoradas actrices se desviven por eliminarla.

Entonces, al ser tan grande este problema para la mayoría de las mujeres ¿cómo prevenir la celulitis o minimizar su apariencia?

¿Qué es la celulitis?

La celulitis consiste en una alteración de la estructura normal de la piel, acompañada de problemas de circulación (áreas grasas de celulitis tienden a tener una mala circulación sanguínea y son frias al tacto), y junto a cambios en las células grasas.

Si tienes celulitis no hay mucho que se pueda hacer para eliminarla, pero definitivamente sí puedes reducir su apariencia. De hecho si tienes celulitis probablemente este sea un problema que traigas desde que eras niña. Las mujeres, debido a su entorno hormonal y estructura corporal son atacadas, o al menos expuestas a la celulitis desde el principio.

El desarrollo normal y saludable del tejido graso, o sea el crecimiento de las células grasas, no el tamaño de esas células, comienza en el mismo útero y continúa hasta los 18 meses aproximadamente. Luego regresa durante la pubertad. Aunque hoy en día, con la cantidad de comida chatarra y el exceso de calorías, algunos niños están en un constante desarrollo de esas células grasas y potencialmente de desarrollar nuevas células de grasa.

Básicamente, y para evitar todo el tema científico, el tejido graso consta de dos capas de grasa separadas. Una externa y otra interna. Cada una tiene sus caracterícas y demás. Pero en las mujeres, la capa externa usualmente es más gruesa y la piel que la cubre es más delgada. Entonces, cuando una mujer envejece y gana un mayor porcentaje de grasa esta capa aumenta, haciendo que la grasa sea más visible y pronunciada.

La celulitis, las mujeres y sus hormonas.

Cuando una mujer inicia su pubertad, la batalla contra la celulitis comienza. La región femoral de una mujer (la parte posterior de la pierna) es responsable de su perfil hormonal único.

El estrógeno incrementa la resistencia de las células grasas junto a unos receptores previniendo la pérdida y descomposición de esa grasa, pero además estimula otra enzima, la lipoproteina lipasa que estimula su crecimiento. Esto puede ocurrir el la zona de los glúteos y en el abdomen, pero usualmente se localiza en los femorales, en la parte posterior de la pierna.

La prolactina (la hormona que estimula la producción de leche) es otra hormona que hace que la celulitis sea más visible ya que incrementa la retención de líquido del tejido graso, lo que hace que la grasa se vea más grande y más protuberante.

Así que muchas mujeres tendrán problemas con la celulitits simplemente por su condición de mujeres.

Otro factor que influye mucho en la apariencia de la celulitis es la hormona insulina. Siempre que comes carbohidratos tu cuerpo libera insulina para manejar el flujo de glucosa proveniente de los carbohidratos en la sangre. La regla general sería que las células musculares reconocerían esa insulina y se abrirían a recibir esa glucosa como energía a ser utilizada.

Sin embargo, en el caso de las personas sedentarias, la insulina envía esos carbohidratos a las células grasas para que sean convertidas en ácidos grasos y se acumulen como triglicéridos (proceso que se llama lipogenesis). Esto hace que las células grasas se agranden en una de las dos capas de las que hablamos anteriormente, empujando a la otra capa de grasa y haciéndola más visible.

Entonces, a menos que estés haciendo ejercicio constantemente o que te ejercites increiblemente duro, una dieta con alto contenido de carbohidratos puede ocasionar que tu cuerpo acumule más grasa. La insulina también evita que tu cuerpo utilice la grasa como combustible y ocasiona que tu cuerpo acumule más agua, empujando a la celulitis a que todo el mundo la vea.

Cambia tu estilo de vida y aleja, o reduce, la apariencia de la celulitis

De todo lo que está bajo nuestro control  con respecto a la celulitis, existen dos cosas que podemos hacer para minimizar su apariencia. Con la celulitis, como dijimos antes, la tienes o no la tienes (en cuyo caso festeja). Pero si resulta que la tienes entonces puedes hacerla menos pronunciada al punto que parezca que no la tienes. Pero no te confundas, la celulitis no se elimina y hasta el día de hoy no hay producto que logre eliminar la celulitis ¿estamos claros en ese punto?

Entonces, para comenzar el proceso de reducir la apariencia de la celulitis, primero y principal sacude tu trasero. La actividad física constante reduce los niveles de insulina de manera natural y hace que tus músculos sean más receptivos para quemar la grasa y los carbohidratos como energía.

Hacer ejercicio a diario también aumenta la masa muscular, lo que a su vez ayuda a reducir el porcentaje de grasa corporal. El ejercicio aumenta la circulación en las extremidades inferiores, haciendo que la sangre circule mejor hacia las células grasas y permitiendo que éstas se utilicen como fuente de energía. Finalmente mejora la rigidez de tus tendones y músculos, haciendo que las zonas con más grasa se vean menores y menos pronunciadas.

Piensa en esto: si estás todo el día sentada, y estás todos los días sentada, eso no ayuda en lo más mínimo para mejorar tu circulación hacia tus caderas, cintura y piernas, ni mucho menos te dará la apariencia de una cola más pequeña. Así que levántate y muévete tanto como puedas, TODOS LOS DIAS.

Eso sería lo primero, sobre el ejercicio …

Segundo, elimina los carbohidratos simples, el sodio, el alcohol y los alimentos procesados de tu dieta.

Ya sabes que los carbohidratos son los estimuladores por excelencia de la insulina, pero no todos los carbohidratos son malos. Los carbohidratos con alto contenido de fibra y los no almidonados (o sea mucho verde) producen la menor cantidad de insulina, otros como los almidonados (batata, papa, guisantes) producen más insulina, pero su consumo es importante entre otras cosas por su alto contenido de fibra. La fibra importa a la hora de reducir la apariencia de la celulitis, y lo hace de manera indirecta ya que junto a una ingesta de agua adecuada mejora la circulación de la sangre, y entre ellas, la circulación de tus extremidades inferiores.

Los carbohidratos simples e incluso las frutas se utilizarán mejor por tu cuerpo luego de hacer ejercicio, y algunas veces antes. En este momento tus músculos necesitan esa insulina para la recuperación y el crecimiento en vez de la acumulación de grasa.

Mucho sodio y comidas procesadas como las comidas listas para el microondas suelen estar dosificadas con un alto contenido de sodio para prevenir su deterioro. Este exceso de sodio ocasiona retención de líquidos y hace que la celulitis se vea peor de lo que es. Lo mismo sucede con el sodio de los alimentos enlatados, así que concéntrate en alimentos frescos y no procesados preferiblemente. Salsas como la de soja o los adobes que vienen envasados o en sobres tampoco se recomiendan por las mismas razones de los otros, mucho sodio.

El alcohol es otro problema ya que actúa como la insulina, haciendo que tu cuerpo acumule grasa y evitando que se utilice como fuente de energía. Una cerveza no te ayudará en lo más mínimo. Simplemente limita el consumo de alcohol o aléjate de el. Tus células grasas y tu celulitis te lo agradecerán y estarás más felíz.

La grasa de los alimentos procesados es increíblemente problemática y de hecho debería eliminarse de cualquier dieta, no sólo para quienes luchan contra la celulitis. Primero está la pobre calidad de estas grasas y después que muchas ni siquiera se sabe qué origen tienen. Por otro lado, se trata de las grasas que más facilmente se acumulan en el cuerpo. También contribuyen a la inflamación, lo que a su vez lleva a la retención de líquido y a una menor descomposición de las grasas para su uso.

La dieta para la celulitis

La mejor dieta para reducir la apariencia de la celulitis es aquella que contiene comidas de alta calidad, proteínas, alimentos que no están repletos de conservantes, ni colorantes  ni químicos, y ni hablar del sodio y el azúcar; todo el colorido de las frutas y las verduras para conseguir mucha fibra, antioxidantes, vitaminas y minerales, y también grasas sanas como el omega 3 y el omega 6.

La pechuga del pollo sin piel, los huevos, la palta (o avocado), el pescado,el aceite de oliva, las verduras de hojas verdes, todas estas comidas te ayudarán a reducir la apariencia de la celulitis en tu cuerpo.

No te creas todo lo que se vende. Confía en lo natural, en lo que la tierra te da para alimentarte. Todos los días, al igual que las dietas y las porquerías para abdominales, nos bombardean con productos con nombres atractivos que se llaman los exterminadores de la celulitis. Simplemente no caigas en esa trampa. Recuerda, no se puede eliminar la celulitis, cuando se pueda será una de las mejores noticias y saldrá por todos lados, no sólo en comerciales sin sentido.

Combatir la celulitis no es tan duro, simplemente necesitas comida de verdad, ejercicio y un estilo de vida más activo. Lo haces constantemente y los resultados estarán a flor de piel.