La progresión en la rutina de ejercicios

¿Cuál es uno de los errores más grandes que se pueden cometer cuando se hace ejercicio? Probablemente hacer los mismos ejercicios o tener la misma rutina una y otra vez durante semanas o meses. Este ciertamente no es el único error que uno puede cometer, pero es uno que te costará lo que más deseas obtener de tu programa: resultados. La progresión es la clave si quieres ponerte más fuerte, con más estado físico o más sano; y también es un concepto que parece ser muy confuso. ¿Cómo cambiar tu entrenamiento para que sea efectivo, desafiante y divertido? Una manera simple es probando nuevos ejercicios.

La progresión puede ocurrir de una variedad de maneras: cambiando los pesos, las repeticiones, la intensidad, la velocidad, la duración, los ejercicios y más. La clave es: ya que dominas algo, necesitas hacer que sea más duro, más intenso. Una manera de hacerlo es probar variaciones de los ejercicios tradicionales. Algunas maneras de cambiar lo que estás haciendo son:

– Cambia la posición: las opciones de ejercicios son casi infinitas, entonces busca cambiar la posición para hacer los movimientos un poco diferentes. Por ejemplo, si realizas las sentadillas regulares, prueba abriendo un poco más los pies y con las puntas hacia afuera para trabajar diferentes fibras. Cambia el press de banca por el press inclinado o eleva los pies cuando haces flexiones.

– Cambia el tipo de resistencia: si utilizas máquinas prueba los pesos libres. Si siempre haces tus ejercicios con pesos libres prueba de hacer algunos ejercicios en máquinas. Los movimientos siempre se sentirán diferentes cuando cambias la resistencia.

– Pasa de bilateral a unilateral: una de las maneras más interesantes de cambiar los ejercicios es utilizar un brazo a la vez, una pierna a la vez. Esto hace que cualquier movimiento sea mucho más intenso y desafiante.

– Realiza más movimientos compuestos: hacer dos ejercicios a la vez puede ahorrar tiempo y darle una nueva dimensión a tus ejercicios. Prueba hacer las sentadillas con un press tras la nuca, o un peso muerto junto con remos.

Estas son sólo algunas ideas para hacer cambios en tu rutina de ejercicios. Siéntete libre de modificar cuanto aspecto creas necesario de tu programa, incluso cambiarlo totalmente por otro nuevo. Recuerda que la clave es “progresar”, avanzar, desafiarte si quieres lo que todos queremos de nuestra rutina de ejercicios: resultados.

Si quieres saber más te recomiendo que leas Tu Cuerpo Ideal. Con Tu Cuerpo Ideal, existe una alternativa sana y segura para utilizar la ciencia de la nutrición y el ejercicio a tu favor y empezar a lograr los cambios que deseas en tu cuerpo, de manera permanente.

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: