Las comidas pequeñas son el éxito para bajar de peso

¿Por qué las comidas pequeñas y frecuentes son importantes para bajar de peso?

En el mundo occidental, el tamaño de las prociones ha crecido exponencialmente a lo que eran años atrás. Y no parece ser un problema para nosotros el sentarse en frente de una gran porción y comerla de uuna sola vez. El resultado es bastante obvio: una ingesta calorica mucho más alta.

Una de las mejores maneras de atacar el problema del sobrepeso es reducir gradualmente el tamaño de las porciones de alimentos que consumimos a lo largo del día. El beneficio de hacer esto es la posibilidad de todavía poder disfrutar de algunas de nuestras comidas favoritas aún cuando estamos tratando de bajar de peso.

¿Por qué es mejor hacer comidas pequeñas?

Nuestro sistema digestivo funciona mejor con cantidades menores de comidas hechas de una manera más frecuente que si consumieramos un gran plato de comida de una sola vez, más de lo que nuestro cuerpo requeriría en un momento dado. Lo que sucede con esto es que el cuerpo comenzará a acumular el exceso como grasa. Y no siempre importa que consumamos menos calorias que las requeridas a lo largo del día. Estar en un balance de energía negativo sólo incrementaría las chances de que cualquier nuevo depósito de grasa se utilice en algún punto cuando no comas por varias horas o cuando el gasto calorico aumente dramaticamente. Pero eso no es ninguna garantia. En algún punto el cuerpo necesitará carbohidratos por lo que quemará glicógeno o convertirá el músculo en energía. La quema de grasas está al final de la jerarquí oxidativa, por lo tanto no es una garantía de que las cantidades de grasa suficientes se quemen en cualquier momento.

Hacer comida pequeñas ayuda porque siempre hay menos energía potencial que pueda acumularse como grasa. Entonces al tiempo que tu cuerpo puede quemar el exceso de grasa, puede continuar eliminando esos depósitos y ayudarte a perder más peso.

Comer poco y más a menudo también ayuda a proveerle al cuerpo de las cantidades de proteínas suficientes para mantener el tejido muscular. Y como siempre decimos, a mayor tejido muscular más rápido será el metabolismo y más rápido el potencial de quemar grasas.

Hacer comidas pequeñas tiene además otro beneficio; dejarás de sentirte lleno y sin energía como lo hacías luego de una gran comida. Luego de una comida tradicional grande sentimos que no queremos movernos durante horas hasta que la comida se haya digerido completamente. Una comida pequeña se digiere rápidamente por lo que podrás levantarte inmediatamente y seguir con tus actividades diarias quemando más calorias y depósitos de grasa.

Con comidas pequeñas se ingieren menos calorías, se acelera el metabolismo y tiene menos efectos de hinchazón en el estómago.

Si quieres saber más sobre como hacer comidas pequeñas para bajar de peso te recomiendo que leas Tu Cuerpo Ideal. Existe una alternativa sana y segura para utilizar la ciencia de la nutrición a tu favor y empezar a lograr los cambios que deseas en tu cuerpo, de manera permanente.

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: