Las diez maneras de sacarte más de diez kilos

Estas son las maneras que, todas juntas y sostenidas en el tiempo te darán diez kilos menos, garantizado. No hay ninguna venta, no es ninguna promoción y no tienes que comprar nada, simplemente ponerte a hacerlas todas juntas y el resultado será que lograrás bajar de peso, suena prometedor ¿verdad? Veamos…

10. No te bases solo en el cardio. El cardio es clave como actividad quema grasas y debe ser un componente presente dentro de tu programa para bajar de peso, pero tu alimentación también es imprescindible por lo que un déficit de calorías siempre debe estar presente, aunque éste debe ser mínimo.

9. Hierros. Hacer pesas acelera tu metabolismo y quema calorías toooodo el día. Hombre o mujer es lo mismo, las pesas resultarán en un gran beneficio.

8. Control de las porciones. Si comes excesivamente, aunque sea de lo bueno, engordarás y comprometerás tus resultados. Come poco pero más a menudo y no te olvides que necesitas comer menos de lo usual para comenzar a bajar de peso. Cuatro, cinco o seis comidas pequeñas separadas cada tres o cuatro horas es una buena idea…

7. Maneja el estrés. ¿Sabías que mucha gente come porque se siente ansiosa o estresada? La comida emocional es gran responsable en mucha gente con sobrepeso. Busca alguna manera de controlar tu ansiedad que no sea la comida.

6. Un diario de alimentos. El control de lo que comes y de cómo te entrenas es fundamental. Haz la prueba de implementar uno y te sorprenderás, mucha gente que recurre a nosotros dice comer normal pero al ver en su diario se da cuenta de que come más de lo que debe. Anota lo que comes.

5. Agua, mucha agua. ¿Cuánto es mucha? Dos, tres, cuatro litros. Mientras más [email protected] más agua. Pero además de eso el agua te mantiene [email protected] y limpia tu organismo. De a sorbos y con una botellita al lado es la mejor manera de beber agua a lo largo del día.

4. Llénate con fibra. Avena, muchas verduras verdes, ciruela, manzana y demás poseen un alto contenido de fibra que limpia tu sistema digestivo, controla tus niveles de azúcar en la sangre y mantiene a raya tus niveles de hambre en todo momento. Todo eso es bueno a la hora de bajar de peso. Una idea simple y efectiva: pásate del pan blanco al pan integral.

3. Aprende a diferenciar sed de hambre. A pesar de que las sensaciones de hambre y de sed son las mismas, si primero bebes un vaso de agua sabrás si era sed o no. El agua siempre viene bien y si era hambre después puedes comer tranquilamente. El plus que tiene hacer esto es que un vaso de agua antes de comer hará que consumas menos calorías.

2. Tu objetivo es la grasa. Para la efectividad de cualquier programa para bajar de peso lo que tienes que perder es grasa corporal y no tejido muscular ni líquido. Si pierdes tejido muscular tu metabolismo baja y quemas menos calorías en general; y si pierdes líquido tan pronto tomes algo recuperarás ese peso. ¿Cómo saber fácilmente si estás perdiendo grasa y no otra cosa? Pésate todas las semanas, si adelgazas entre medio kilo y un kilo por semana lo más probable es que solo estés perdiendo grasa.

1. Lee este blog. Hay tanta información de calidad aquí que si lees un artículo por día tu conocimiento se disparará por las nubes y sabrás qué hacer para manejar tu peso no solo en este momento que deseas adelgazar, sino para toda tu vida. Buena inversión para cinco minutos diarios de lectura ¿verdad?

Que lo disfrutes.

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: