Lo que nadie dice sobre el peso perfecto, el cuerpo perfecto y los abdominales perfectos

Algunas de las cosas que te mantienen alejado de tus esfuerzos por conseguir el cuerpo perfecto, o los abdominales perfectos o el peso perfecto no tiene que ver con carbohidratos, ni con las proteínas ni con las grasas.

Es más, saquemos la balanza, los calibres medidores de grasa, la calidad de tu comida y hasta las calorías (que en cierta medida obviamente participan en cualquiera de los objetivos para cambiar el cuerpo)

No, no tiene nada que ver con todo eso…

Tiene que ver con la confianza que te tienes y sobre tu idea de perfección. Así que vamos aclarando un poco este asunto. Es un error que tienes que ser especial para tener éxito al bajar de peso o para lograr cualquiera de los objetivos de arriba. Es un error que se basa en que uno a veces piensa que quienes nos dan esos consejos, yo incluido, somos perfectos, o llevamos una alimentacion perfecta o que nuestro entrenamiento es impecable y de avanzada.

Muchos piensan que nuestras vidas son perfectas, que nuestros cuerpos lo son, que nuestros trabajos lo son, que nuestras relaciones lo son. Y pensar de esta manera crea una situación mental en la que muchos difícilmente pueden sentirse confiados cuando tienen que hacer lo suyo con su peso. Simplemente porque miden todo con la medida de la perfección.

Pero nadie lo es, y esta es la cruda verdad…

– El gurú de las dietas que tiene esos abdominales perfectos y que todo el mundo piensa que come perfecto es un adicto al chocolate.

– El culturista que levanta 200 kilos de pecho y que constantemente da consejos sobre el entrenamiento ha tenido dos cirugías de hombro, otra de rodilla y otra más del codo, todo ello como resultado directo de su entrenamiento.

– La estrella de la última novela o serie de tu país, ese súper galán que ves en la pantalla y que googleas tanto como puedes, no te ha dicho que alguna que otra vez ha tomado esteroides o algún tipo de suplemento.

– La princesa modelo de la que todas hablan y a la que todo le queda bien y sin un detalle de grasa, es la misma que en secreto no puede dejar de tomar una Coca Cola y comer copos de maíz cuando se sienta a ver una película.

– El entrenador personal que veías por todos lados, con programas, fotos y en internet que tenía un cuerpo increíblemente perfecto y marcado ahora tiene 20 kilos de más (y sigue promocionando esos productos con fotos del año 2000)

– Todas, y quiero decir todas las tapas de revistas que ves, son el resultado de la magia del fotoshop.

Lo que quiero señalarte es que nadie es perfecto, y por lo tanto no te asustes cuando descubras que tú tampoco lo eres, ni que lo serás.

La idea de tener los abdominales perfectos todos los días durante todo el año es algo totalmente inconcebible hasta para el fitness modelo más ganador de la historia, y también debería serlo para ti.

Los abdominales perfectos no existen en la vida real, o al menos no existen todo el tiempo. Lo mismo sucede con el peso perfecto, con la tonificación total siempre y en todo momento, etc, etc, etc.

Es importante que nos demos cuenta de que la ilusión de la perfección es realmente dañina y que hiere nuestras habilidades para alcanzar nuestros objetivos, o para determinarlos.

La verdad verdadera es esta:

Vas a tener días en los que te saldrás de la dieta.

Tu pérdida de peso se estancará tarde o temprano, y hasta a veces lo hará seguido.

Habrá días en que te gustarás mucho por lo que ves en el espejo, y otros en que ni siquiera podrás verte, a pesar de que no ha cambiado nada en tu cuerpo.

Todo esto no te convierte en un fracaso, te convierte en un ser humano, así que por favor no pierdas de vista esto. Habrá días en que desayunarás en exceso, otros en que directamente no lo harás aún sabiendo lo mal que hace, faltarás a un entrenamiento en el gimnasio, o un día hermoso y soleado preferirás estar tirado en vez de salir a correr, y hasta comerás comida chatarra, de la más chatarra de todas sabiendo todo lo que eso implica.

Por favor, la idea de comer perfecto durante tres meses de una dieta súper rigurosa es una tontería, incluso para el más dedicado profesional o competidor del mundo del fitness.

Así que si te pasas, o te falta, o dejas de hacer no te preocupes, simplemente acéptalo y sigue moviéndote hacia tus objetivos.

Nadie es perfecto, y está perfecto que así sea. Lo quería señalar para que sepas que si “fallas” un día o dos eso no significa que eres un desastre ni un fracaso. Simplemente no lo eres, eres humano…

Y por favor no tomes esto como una indulgencia o como el permiso para hacer lo que te de la gana. Si tienes un objetivo trabaja para lograrlo y realmente pon tu mejor esfuerzo en hacerlo realidad. Simplemente quiero que te saques esa enorme carga que es para muchos intentar ser perfectos. Sabiendo todo lo que sabes ahora de esta industria no tienes ninguna razón para no tener confianza en tí mismo/a y lograr lo que quieres lograr.

Todos somos únicos, y tú puedes elegir entre intentar ser perfecto o elegir ser lo mejor que puedes ser, sin sentirte mal o culpable por serlo…

Nota que tú eres tú, y eso por sí solo te dará la fuerza necesaria para lograr tus objetivos.

Tu Cuerpo Ideal

3 comments
La Chica de la Dieta - febrero 15, 2011

Estoy de acuerdo, pero más bien creo que la cuestión está en qué es lo que entendemos por “perfección”, o “belleza”. Son ideas abstractas que definimos a partir de características que podemos ver, pero que a fin de cuentas seguirán siendo abstractas, platónicas, nada más.
¿Que a mi gurú de la nutrición le gusta el chocolate? Pues muy bien, porque a mí también! Es decir, ¿qué es perfección? Creo que todo se resume allí. Alguien que se salga de los patrones que estás poniendo como ejemplo sería una máquina, tal como tú lo dices, las “imperfecciones” nos hacen persona.
En cualquier caso, más que buscar la “perfección” o la “belleza”, me gusta más pensar que yo busco una versión “mejorada” de mí misma. Me alimento y entreno para tratar de conseguir desarrollar mi propio potencial, llegar a mi YO perfecta, que seguirá siendo “yo misma” pero con algunas mejoras en algunos aspectos.
En conclusión, creo que puedo decir que yo creo que todo puede ser mejorable, y aplico eso en mi vida.

Responder
    Marcos Lopez - febrero 15, 2011

    Estoy de acuerdo contigo, pero sucede que los ideales de belleza y la idea de tener un cuerpo perfecto nos hace tener aspiraciones poco realistas, es más, nos pone encima una carga que todo tiene que hacerse bien porque sino no sirve, que la dieta tiene que ser impecable, que no podemos faltar ni un día al entrenamiento, etc,etc

    Como dije, yo creo que lo mejor que uno puede hacer es apuntar a conseguir la mejor versión de sí mismo, y estar contento con ése objetivo. Gracias por tus comentarios y te felicito por el reto que iniciaste en tu blog! Saludos

    Responder
La Chica de la Dieta - febrero 15, 2011

Cierto Marcos, estamos de acuerdo 🙂

De hecho, por eso mismo que dices es que detesto las dietas esas que tienes que seguir “al pie de la letra” porque si no engordas… me parece terribla que la gente se someta a ese tipo de cosas, pero lamentablemente la mayor parte cree que esa es la forma de rebajar, y no se molestan en buscar algo mejor y más permanente, que se pueda cumplir realmente (porque esas dietas muy poca gente logra cumplirlas precisamente porque tratan de ser perfectas, cosa imposible…).

Muchas gracias por lo del reto!! Ahorita lo tengo en pausa por motivos de salud, pero espero retomarlo la próxima semana.

Saludos a ti también!

Responder
Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: