Los alimentos y el tamaño de las porciones para el control del peso

Cómo el tamaño de las porciones afecta la ingesta calorica

Mientras más hambre tenemos, más comemos ¿verdad? No necesariamente. La cantidad de comida que ponemos en el plato puede determinar cuánto se come y qué tan pronto nos sentimos llenos, como así también el peso que tenemos.

Entrar en el hábito de controlar el tamaño de las porciones no es tan duro como tal vez puedas pensar. Todo se reduce a encontrar la manera de reducir las calorias mientras continuas comiendo los alimentos que disfrutas. Por lo tanto estas son algunas maneras de reducir el tamaño de las porciones comunmente grandes de hoy en día y poder controlar tu peso.

Consejos prácticos para reducir el tamaño de las porciones

. Puedes reducir las calorías de tus comidas favoritas por la mitad sin cambiar nada más que comer la mitad de lo que actualmente comes. Por ejemplo, si usualmente comes un sandwich por las mañanas, come la mitad, pero reemplaza las papas fritas por palitos de zanahoria. Si sigues con hambre en vez de comerte la otra mitad del sandwich come una pieza de fruta. Además, la fibra en ambas, la zanahoria y la fruta te ayudarán a sentirte más satisfecho y por más tiempo que las papas fritas.

. Reduce el tamaño de la cena. Hay un dicho que dice “desayuna como un rey, cena como un mendigo”. Mucha gente tiene la costumbre de comer enormes cantidades de comida por las noches cuando es el momento del día en que nuestro metabolismo disminuye y nuestras necesidades energéticas se reducen al mínimo

. Resiste el segundo plato. Actualmente, las porciones de alimentos vienen en tamaños extra grandes, y nos hemos acostumbrado a eso, resultando en muchas personas con sobrepeso. Piensa en esto, si ya las porciones que consumes tienen el 50% extra de calorias, con un segundo plato estarías aumentando las calorías de una sola comida en al menos un 150%. Para eliminar esa porción extra prueba este pequeño truco: le lleva a nuestro cerebro cerca de 20 minutos para notar que estamos llenos, por lo que comienza masticando bien los alimentos, come despacio saboreando las comidas, de esa manera notarás que comes menos, te llenas antes y ayuda a controlar las porciones de los alimentos que comes.

. Cuando sales a comer, es fácil comer mucho simplemente porque ponen la comida en frente de ti. Por lo tanto sé consciente de lo que comes y de que sólo tu eliges cuánto debes comer. Si bebes alcohol recuerda que este tiene calorias, ayuda a fijar grasas y beber en exceso contribuye a que uno coma de más. Por lo tanto, si bebes a menudo hazlo, pero cuida cuánto bebes.

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: