Que Son Los Esteroides Y Porqué Debes Evitarlos

Que Son Los Esteroides Y Porqué Debes Evitarlos

Durante las competiciones de físico culturismo o bien la tendencia actual de ser un “bodybuilder”, se evalúa el aspecto físico de quienes persiguen este estilo de vida.

Los individuos son valuados en su apariencia física o "estética" y por lo general requieren demostrar un alto grado de musculatura y simetría, así como bajos niveles de grasa corporal.

Esta elección conlleva a modificar en muchos casos, las costumbres y la cultura de las personas adaptando una minuciosa atención de la nutrición. 

La dieta diaria y del ejercicio, incluso tomando decisiones riesgosas sobre su salud como puede ser la restricción de consumo de energía calórica, la deshidratación (manipulación del agua), la alimentación esporádica e inadecuada el uso de diuréticos y en particular el consumo de suplementos de esteroides anabólicos y "quemadores de grasa".​

¿Qué Son Los Esteroides?

En la antigüedad, el imperio Romano utilizaba los Esteroides naturales obtenidos directamente de su fuente biológica como medicamento, atribuyéndole numerosas propiedades curativas como remedio antiinflamatorio.

El uso de dicha sustancia data de miles de años, sin embargo hoy la ciencia nos permite conocer los efectos colaterales que estas drogas ocasionan en los consumidores.

La obtención sintética se realiza en el laboratorio, por lo que son los Esteroides compuestos químicos homólogos de la hormona testosterona, es decir, son versiones sintéticas de dicha hormona masculina.

Los esteroides se definen por su sigla en inglés como “SAA” y en español como “EAA”, que significa Esteroides anabólicos androgénicos. donde “anabólico” hace referencia al crecimiento muscular mientras que “androgénico” se relaciona con la exageración de las características masculinas que se observa en los consumidores.

Sus efectos generan la modificación principalmente del metabolismo y del desarrollo muscular mostrando fuertes efectos de masculinización en las mujeres, ya que disminuyen el tamaño de las mamas y aumentan el volumen y cantidad de vello corporal y del clitoris, mientras que a veces se observan efectos de feminización sobre los hombres.

De todas formas el efecto generalmente resalta las características masculinas tanto físicas como psicológicas.​

La testosterona es una hormona producida y regulada naturalmente por el cuerpo humano, tanto en hombres como en mujeres. El organismo, sabiamente produce diferentes niveles y cantidades de testosterona para llevar a cabo funciones específicas de desarrollo somático, diferenciación sexual y regulación metabólica y celular.

Cuando un individuo consume Esteroides juga con el equilibrio natural del organismo, exacerbando la actividad hormonal y por lo tanto sobrexigiendo a los diferentes sistemas y órganos a “trabajar” de una manera diferente a la que se encuentra habituada o programada biológicamente​

Cuerpo-con-Esteroides

Consumo de Esteroides Anabólicos

En muchas ocasiones las exigencias propias de la competición o de uno mismo por tener un cuerpo torneado llevar a utilización de métodos que incluyen el consumo de sustancias que a primera vista contemplan los resultados perseguidos, como es el aumento de la masa corporal magra y la fuerza muscular, pero que a largo plazo pueden significar un costo muy alto en lo que a los valores saludables normales del cuerpo respecta.

Estos métodos presentan el riesgo de efectos adversos y consecuencias clínicas graves para la salud que pueden ser fisiológicos como por ejemplo la disminución de la densidad mineral ósea, alteracionnes metabólicas, alteraciones del sistema cardíaco, aumento de la tensión cardiovascular, cambios hormonales y / o alteraciones psicológicas como ira, ansiedad, pérdida de control de la alimentación,,atracones de comida, mal genio, agresividad, perturbación del estado de ánimo, etc.

A largo plazo el uso de esteroides anabólicos androgénicos (EAA) puede causar varios efectos adversos que se ven reflejados en la disfuncionalidad de muchos órganos y sistemas en especial, el sistema cardiovascular.

El cuerpo humano trabaja constantemente en contra del desequilibrio y desorden metabólico, es decir todo su funcionamiento está vinculado directamente a equilibrar todos los sistemas y mantenerlos en orden y correcta actividad.

El aditivo o uso de sustancias o drogas, pueden promover el descontrol de este tan bien logrado equilibrio corporal. Los Esteroides anabolicos interactúan directamente con sustancias y complejos específicos que persiguen la armonía somática.

Efectos del uso de Esteroides En la Salud Humana

Como se sabe, el corazón es el motor del cuerpo, éste funciona “eléctricamente” gracias al sodio cargado positivamente (ion Na+) y al Potasio (K-).

Estos iones, a través de sus cargas (por atracción o repulsión) permiten el movimiento cardíaco además de la formación y transporte de moléculas y sustancias vitales para el organismo, gracias a este principio físico de cargas electrónicas.

El consumo de esteroides altera los niveles de los iones por lo que la actividad cardíaca se ve afectada directamente, regulando los niveles de Sodio, la presión arterial y el metabolismo de sustancias dentro del cuerpo humano.​

A su vez numerosas investigaciones científicas han podido comprobar que el consumo diario de esteroides manifiesta grandes modificaciones en las hormonas propias responsables de la regulación del crecimiento, de la diferenciación celular, la apoptosis, la fibrosis, la modulación de la inmunidad, del metabolismo de los carbohidratos, y del control de las emociones.

hombre-tomando-esteroides

Todas estas acciones concluyen en cuadros clínicos progresivos que deterioran el cuerpo. La mayoría pueden ser revertidos cuando se deja de consumir la sustancia. Sin embargo muchas secuelas pueden ser prolongadas e incluso derivar en cuadros crónicos o la muerte.

Las disfunciones más comúnmente observadas y estudiadas hasta el momento se manifiestan como: insuficiencia renal, acné, aumento del tamaño del busto y atrofia testicular en los hombres, incluso infertilidad, insuficiencia cardíaca, accidentes cerebrovasculares, cáncer de hígado y diabetes mellitus.​

Así es como a lo largo del tiempo y del consumo habitual de Esteroides, se ha podido estudiar y comprobar sus efectos. Los recientes descubrimientos, los cuales incluyen la identificación específica de diferentes tipos de esteroides, permiten ahondar en el conocimiento sobre la intervención de estas sustancias en los ciclos y mecanismos propios que realiza el cuerpo para obtener y formar energía molecular.

Esto significa que dichas drogas interactúan directamente, por ejemplo, con los factores promotores del ritmo cardíaco. De esta manera es posible que el abuso de esteroides se vea manifestado a través del hiperatrofiamiento del ventrículo izquierdo del corazón, conllevando a la disfunción de la actividad diastólica y sistólica del ventrículo.

Un mal funcionamiento cardiaco, expresa muchas veces un deterioro del cuadro clínico general en un individuo. La literatura científica también ha descripto: eventos arrítmicos auriculares y fibrilación auricular, accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos como la condición clínica más frecuentemente observada en los consumidores de esteroides.

Esta reacción es debida a la generación de un cambio de los niveles de lipoproteínas que transportan el colesterol en la sangre. Los esteroides, aumentan el nivel de lipoproteína de baja densidad (LDL) y disminuyen el nivel de lipoproteína de alta densidad (HDL).

Esta condición aumenta el riesgo de padecer aterosclerosis, donde las sustancias grasas se depositan dentro de las arterias e interrumpen el flujo sanguíneo. Si se limita la llegada de la sangre al corazón, el resultado puede derivar en un ataque cardíaco.

Mientras que si por dicha condición el flujo sanguíneo se ve limitado al acceder al cerebro, tal cuadro puede derivar en un accidente cerebrovascular.​

En base a lo explicado, es posible que el consumo desmedido de de esteroides pueda aumentar exponencialmente el riesgo de padecer coágulos de sangre en los vasos sanguíneos.

Esta situación clínica no sólo afecta al sistema circulatorio, ya que el desprendimiento de un coagulo puede significar la obstrucción circulatoria de una extremidad o un órgano lo que lo inhibe de recibir oxígeno y nutrientes a través del torrente sanguíneo produciendo un infarto y la pérdida total de la función vital.

Los órganos más afectados por el consumo de esteroides además del corazón son el hígado y los riñones, debido a que ambos filtran los desechos corporales.

En el caso del hígado, los restos de esteroides recibidos tras el filtrado de la sangre, sobrecargan su actividad, pudiendo derivar en un cuadro de hepatitis o cáncer hepático.

Por otra parte, los riñones que habitual y naturalmente no deben filtrar sustancias esteroideas en tales cantidades, también se ven sobrexigidos pudiendo derivar en un cuadro clínico de insuficiencia renal crónica e incluso la necesidad de recibir un trasplante renal.

Así también los Esteroides también alteran el sistema nervioso. Principalmente por que se vuelven sustancias adictivas para quien los consume frecuentemente, pudiendo además ser la puerta al consumo de otras drogas también adictivas.

Además, los esteroides promueven diversos cambios en la conducta y en los estados anímicos del consumidor, esto sucede debido a que los esteroides alteran las vías normales de neurotransmisores relacionados con los estados de ánimo como es el caso de la dopamina, la serotonina y los opioides.

Existe un cuadro psiquiátrico conocido como “rabia de esteroides” por el cual el individuo que los consume manifiesta sentirse bien con sigo mismo a pesar de exteriorizar cuadros de violencia e ira sin razón alguna.

Conclusión

En conclusión, los esteroides pueden brindar una respuesta física al deseo de tener un cuerpo muscularmente esculpido, sin embargo el costo del uso desmedido y descontrolado puede ser extremadamente alto cuando se hace una visión mas detallada.​

hombre-sosteniendo-jeringa-esteroides

Fuentes y Bibliografía:
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2763610/pdf/0009.pdf
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4026920/pdf/BMRI2014-451520.pdf
https://www.drugabuse.gov/publications/research-reports/anabolic-steroid-abuse/why-do-people-abuse-anabolic-steroids
G. Kanayama, J. I. Hudson, and H. G. Pope Jr., “Long-term psychiatric and medical consequences of anabolic-androgenic steroid abuse: a looming public health concern?” Drug and Alcohol Dependence, vol. 98, no. 1-2, pp. 1–12, 2008
P. Vanberg and D. Atar, “Androgenic anabolic steroid abuse and the cardiovascular system,” Handbook of Experimental Pharmacology, vol. 195, pp. 411–457, 2010.

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: