Los mejores consejos de fitness

Un tip o un gran consejo siempre es algo maravilloso, en especial cuando te lo dice alguien que ha tenido cierta experiencia. El conocimiento tiene mucho valor, pero solo cuando es aplicado, cuando se actúa sobre lo que se sabe. De otro modo es solo información inútil. Bueno, aquí te dejo algunos consejos, todos útiles a mi modo de ver el ejercicio.

Hazlo bien.

Para maximizar tus minutos con el ejercicio, la técnica correcta es obligación. Nunca, pero nunca sacrifiques la buena forma por más peso, o por querer correr más rápido, o por hacer más de lo que puedes.

Que tus abdominales no sean una obsesión.

Trabájalos, pero no todos los días. Los abdominales son como cualquier otro músculo así que trátalos como tales. ¿Quieres tenerlos marcados? Reduce tu procentaje de grasa corporal.

Estira, estira, estira.

Estira para ganar músculo, estira para terminar de eliminar el ácido láctico, estira para que al otro día no duela tanto. Estira.

Sé eficiente en el gimnasio.

Mantén tu rutina de ejercicios por debajo de los 60 minutos. Más de eso es reducir la eficacia de la rutina y estimular hormonas que no queremos estimular. Por eso, habla menos y entrena más.

Comienza con pesos libres.

Esa debería ser la base de tu entrenamiento con pesas. Utilizan más músculos, queman más calorías, sirven para la vida diaria, para adelgazar, para ganar músculo. Recién luego de utilizar las barras y las mancuernas termina con las máquinas.

Los abdominales no son solo para lucirse.

No le temas a los encogimientos, a las elevaciones de piernas y a los ejercicios abdominales. En el gym es el extremo, o están quienes se la pasan haciendo encogimientos, y están quienes se los pasan completamente de largo. Los abdominales forman parte de nuestro núcleo y nuestro núcleo es como su nombre lo indica, el centro mismo de nuestros movimientos. Por lo tanto es importante fortalecerlos ya sea para levantar más pesado o para la vida cotidiana.

A todo lo que haces actualmente, aceléralo.

Exacto, cualquiera sea la rutina que estés haciendo ahora, con solo aumentar la intensidad mejorarán los resultados. Eso es un hecho.

Vístete adecuadamente.

Un calzado adecuado es primordial, especialmente para salir a correr, al gimnasio NOSE VA EN JEANS, puedes lastimarte seriamente, en serio. Compra ropa deportiva, porque es la ropa para hacer deportes y ejercicio.

Mata tu excusa.

Si piensas que estás demasiado ocupado/a para hacer ejercicio prueba esto: solamente por un día hazte tiempo para un poco de ejercicio. Al final del día te sentirás mejor y sabrás que es posible meterlo en tu agenda. ¡Vamos! Lo hacen los grandes líderes del mundo que de verdad no tienen tiempo ¿y tu no puedes? Mata tu excusa…

El dedo envuelto en la barra no siempre es el mejor agarre.

Para tus dominadas, o incluso para tus ejercicios de remo con mancuernas, no envuelvas el dedo gordo sobre la barra, sino colócalo al costado del dedo índice. Esto reduce el esfuerzo del antebrazo y del brazo permitiéndole a tu espalda que trabaje más duro, el músculo involucrado en estos ejercicios.

Para ganar músculo no tienes que matarte.

No es requisito entrenar hasta el fallo muscular. Si quieres ganar masa muscular entrena utilizando la progresión y aumenta tus calorías. Hay que esforzarse, pero no hay que matarse entrenando.

Comienza por lo menos agradable.

Si no te gusta un ejercicio o no te gusta entrenar un grupo muscular, comienza por ese. A veces evitamos entrenar nuestros puntos débiles.

¿Del uno al diez? No, del diez al uno…

Cuenta tus repeticiones en cuenta regresiva. Algo tan simple como esto te hará pensar que falta menos.

Las piernas primero.

Nunca dejes de entrenar las piernas, y dale la intensidad que se merecen. Es doloroso y muchos “grandes del tren superior” las evitan, pero es altamente efectivo. Mata tu excusa ¿recuerdas?

Las pantorrillas son parte de tu cuerpo.

Entrena tus pantorrillas parado y sentado. Parado se ejercita un músculo, sentado se ejercita otro. Juntos conforman una buena pantorrilla. Aplica para hombres y mujeres.

Observa, analiza, registra

Registra de alguna manera lo que haces, y pésate, mídete, sácate el porcentaje de grasa corporal a menudo. cuántas calorías quemaste, etc. Si tienes una manera de medir lo que haces, cuentas con una manera de mejorar esos números, o al menos saber que vas por la buena senda.

Suplementos son complementos

Ya ni me acuerdo cuántas veces lo dije, pero si la dieta no está en su lugar, si el ejercicio y la intensidad del ejercicio no están en su lugar, cómprate un suplemento y después me cuentas cuánto dinero desperdiciaste. Ningún suplemento te dará el cuerpo que estás buscando, ese es tú trabajo, con tú dieta y con tú ejercicio.

Sopla con fuerza, contrae con más fuerza

Exhala con fuerza cuando estés haciendo tus encogimientos, y al final contrae con fuerza los músculos del abdómen. Eso los hace trabajar más duro, maximizando el ejercicio.

Si estás enfermo o lesionado/a, olvídalo

Ni se te ocurra ir a entrenar enfermo o lesionado. Cúrate primero y luego regresa lentamente al ruedo. Nadie está llevando los tantos, cúrate como corresponde y luego regresa DE A POCO, porque de otra forma te estarás haciendo más un mal que un bien, créeme, sé por qué te lo digo.

Más rápido.

Al salir a caminar, al hacer jogging o al correr apura el paso. No la zancada, el paso. Este simple hecho usualmente acelerará tus resultados, y tu estado físico permitiéndote hacer más y más ráído eventualmente.

Olvídate del cinturón lumbar.

En serio, entrenar con un cinturón lumbar en realidad debilita la zona abdominal y de la espalda baja. Mejor entrena como te dije, y fortalece tu núcleo todos los días como parte de tu rutina.

Estira otra vez, para más fuerza

Ya lo dije, pero esta vez hablaremos para mejorar la fuerza. Entre series tómate 20 segundos para hacer un estiramiento vigoroso sobre los músculos ejercitados. Lo que la vieja escuela hacía instintivamente ahora está comprobado, hay estudios que avalan que este simple hecho aumenta la fuerza hasta en un 20%.

Repara tus músculos más rápido

Si vas al gimnasio todos los días y le das duro a los músculos, al día siguiente utiliza un peso ligero, digamos un 20 por ciento de lo normal y realiza dos series de 20-25 repeticiones. Esto llevará más sangre y nutrientes a los músculos permitiéndoles repararse más rápido.

Prueba los intervalos

No dejes de probar esta forma de hacer ejercicio por su intensidad. Realmente es una manera increible de hacer cardio rápido y en poco tiempo con resultados prometedores. Comienza a tu ritmo y a la intensidad y durante el tiempo que puedas, incluso si son solo cinco o siete minutos de intervalos. Duele, pero vale el dolor.

Quién dijo que comer limpio no es delicioso…

Comer sano es una obligación, tanto para estar más sanos como para desempeñarnos mejor, y obviamente para acelerar los resultados. No se puede sobreentrenar una mala dieta. Hay infinidad de opciones, todas muy deliciosas.

El repertorio de ejercicios de pesas.

Sentadillas, peso muerto, press de banca, press militar y dominadas. Esa tiene que ser la base de tu rutina. Y punto.

¿Quieres saber más? Te recomiendo que hagas clic aquí ahora mismo.