Los pilares de una buena dieta

Un buen adelgazamiento siempre, pero siempre se hace con el ejercicio, así que hoy no hablaremos de él, ya sabes que tienes que hacerlo si quieres perder peso, es así de simple. Por supuesto que también está el otro componente, el de la comida con que alimentamos la máquina de hacer ejercicios que somos nosotros mismos. Por lo tanto, una dieta es mucho más que comida, y ni siquiera se asemeja a comer poco, por el contrario tienes que encontrar el equilibrio entre las comidas saludables y que a su vez sean llenadoras.

Sin embargo, la manera de comer típica está recargada de carbohidratos refinados, alimentos altamente procesados, harinas blancas, pan blanco, pastas y pastelería, latas y latas de gaseosas y otras bebidas azucaradas y por supuesto, más comida refinada. Obviamente que si basas tu manera de comer en esto tus posibilidades de tener un peso saludable se reducen a la mínima expresión, si acaso…

Lo diré otra vez, no hace falta matarse de hambre para tener un buen peso. Usualmente se debe a las malas elecciones que hacemos que uno piensa que tener un buen peso es una tortura. Si eliges mal la comida se metaboliza rápido, se obtiene muy poca nutrición, usualmente vienen picos de azúcar y se siente hambre casi al momento de terminar la comida.

Así que, pintado el escenario de lo que no tienes que comer, estos son los que considero los pilares de una buena dieta en el sentido más amplio de la palabra…

Fibra

Con solo incluir más fibra en tu alimentación hasta llegar lentamente al punto en que obtienes tus dosis diarias recomendadas, tu peso comenzará a descender, tu intestino funcionará mejor y en el medio de todo eso te sentirás satisfecho antes, aunque también por más tiempo por lo que no te darán ganas de comer apenas terminas tu comida.

Buenas grasas

Encontradas en los aceites de pescado, de oliva, canola, en los pescados, en el chocolate amargo (no en los otros), en los frutos secos y las semillas, estas comidas no solo que son llenadoras sino que además te proveerán de una increíble nutrición, y la nutrición siempre es importante para favorecer todos los procesos necesarios para adelgazar. ¿Sabías que tenías que consumir grasas para eliminar grasas? Si comes de estas buenas grasas lo sabrás de primera mano.

Proteína

Si comes proteína en todas tus comidas tienes una herramienta, o mejor dicho un recurso que con solo utilizarlo bajarás de peso. ¿La razón? las proteínas tienen una alta termogénesis, esto es, que al cuerpo le cuesta más que cualquier otro nutriente digerirla, por lo que gasta calorías en el simple hecho de digerirlas. Así que si haces tres, cuatro, cinco o seis comidas, intenta incluir proteínas en todas ellas. Cortes magros de carne roja, pollo o pavo sin piel, aves y animales de caza sin grasa, pescados, huevos, leche, yogurt y queso (estas tres últimas opciones reducidas en grasas o descremadas) son las opciones con las que cuentas. El bonus es que te mantedrás satisfecho por más tiempo.

Agua

Al igual que las grasas sanas el agua es fundamental para una infinidad de procesos corporales que van más allá de la mera pérdida de peso. El agua es importante para todo en tu cuerpo, y eso tienes que entenderlo muy bien. Una de las cosas que hace engordar a mucha gente es la deshidratación, porque tener hambre y sentir sed tienen los mismos síntomas. Así que con solo beber agua en cantidades apropiadas le estas facilitando a tu cuerpo que haga todo lo que tiene que hacer para adelgazar. Pero no solo eso, según un estudio del Stanford Prrevention Research Center, con solo beber más agua te garantizas de dos tres kilos menos solo aumentando el agua que bebes, pero además al aumentar la cantidad de agua reduces la cantidad de bebidas como los jugos endulzados, las latas de gaseosas, cafés saborizados y demás que contienen no solo azúcares sino calorías, y de las que ni siquiera notamos.

Té verde

Me encanta promocionar el té verde tanto como puedo, yo disfruto ampliamente de sus beneficios. Y entre ellos podemos decir que las catequinas, un potente antioxidante encontrado en grandes cantidades en el té verde ha demostrado hacer maravillas por la pérdida de peso, específicamente la grasa de la panza. Entonces, tres tazas de té verde todos los días es tan bueno para tu peso que con solo beber té verde y agua te aseguras una buena pérdida de peso, un rejuvenecimiento de tu cuerpo y muchos beneficios más para tu salud.

Por último no olvides el ejercicio. Todo esto funciona en la medida que el ejercicio sea uno de los pilares de tu dieta. Sin ejercicio casi que te garantizas un estancamiento, además de que reduces a la mitad tus chances de perder peso. Por lo tanto, utiliza estos pilares, es decir, come sano y entrena todos los días, y pronto estarás goozando de un peso saludable y de una contextura que te agrade a tí por sobre todas las cosas.

1 comment
Widad - julio 27, 2011

Gracias por tus consejos Marcos. Yo siempre me alejaba del aceite de oliva porque pensaba que era malo incorporarlo en mi dieta, pero despues de leer este articulo veo que no. Voy a seguir tu consejo.

Responder
Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: