Mitos sobre la pérdida de grasa

Existe mucho consejo gratuito dando vueltas que, si se toma seriamente, pueden hacerte retroceder en tus esfuerzo por lograr la pérdida de grasa. Esto puede llevar al tipo de frustración que hace muchos estén destinados a permanecer con sobrepeso durante toda su vida.

Vamos a hablar aqui de muchas “verdades a medias”…

La pérdida de grasa y sus mitos más comunes

1. Ejercitarse con el estomago vacío te hará quemar más grasa.

La pérdida de grasa efectiva tiene que ver con la cantidad de calorías quemadas durante el día, no con cómo o por qué se queman. No importa si es de noche o si es el amanecer. Si te ejercitas quemarás calorías. O sea, se puede optimizar lo que se hace, pero la regla general es: calorías que entran versus calorías que salen.

2. Más ejercicio es mejor

Cada sesión de ejercicios es beneficiosa para cada persona, sin embargo más no siempre es mejor. Depende mucho de lo que se esté tratando de lograr. Existen un nivel y una frecuencia requeridas para lograr resultados.

Una vez que ese nivel se ha alcanzado, el ejercicio adicional puede tener el efecto contrario, y no permitirle al cuerpo que se recupere y adapte al estrés inducido por el ejercicio, lo que en última instancia puede terminar siendo perjudicial para tus resultados. Así que no siempre hacer más ejercicio te favorecerá en la pérdida de grasa.

3. Cuando uno deja de ejercitarse, el músculo se convierte en grasa

Esto es imposible, el músculo y la grasa son dos tipos diferentes de tejidos y no pueden convertirse. Sería como tratar de convertir el agua en leche. Si dejas de entrenarte los músculos se encogerán, se achicarán. Y como no te ejercitas y especialmente si no ajustas tus calorías, muchas de ellas se acumularán y se depositarán como grasa.

4. Si no transpiras, no estás ejercitandote lo suficientemente duro

Transpirar es la manera que tiene el cuerpo de enfriarse. Muchos factores contribuyen a la temperatura corporal, incluyendo la temperatura del ambiente, el tipo de ejercicio que se haga, el porcentaje de grasa corporal, la ropa y la intensidad del ejercicio. La intensidad del ejercicio no puede juzgarse por cuánto transpiras. El cuerpo de una persona bien entrenada o experta a menudo transpirará un montón ya que su cuerpo puede regular el calor de manera más eficiente. Pero que no transpires no quiere decir que no estarás quemando grasa.

5. Ganar peso es parte de envejecer

¡Envejecer no es excusa para ganar peso! En la medida que envejecemos y llevamos un estilo de vida más sedentario, comenzaremos a perder masa muscular.

La eficiencia de nuestro metabolismo está directamente vinculada a cuánto músculo tenemos en el cuerpo. La manera más eficiente de mantener masa muscular y evitar que se desacelere nuestro metabolismo es hacer al menos una vez a la semana ejercicios de fuerza intensos.

6. “Tal forma de entrenamiento” es la mejor forma

Declaraciones así se basan usualmente en estrategias de marketing y/o prejuicios personales. Incluso cuando se basan en hechos tienen un valor mínimo para la persona promedio. Lo más importante es elegir una actividad que disfrutes, y realizarla constante y apropiadamente. El mejor ejercicio, el que más favorece a la pérdida de grasa es ése que puedes hacer todos los días.

7. “Si es libre de grasas puedo comer tanto como quiero”

Libre de grasas no es igual a libre de calorias. A veces esta frase es confusa. Come cualquier cosa en exceso, incluso comidas libres de grasas, y tu cuerpo acumulará el exceso como grasa.

8. “Ejercitar mis abdomninales me harán reducir el estómago”

Ejercitar tus abdominales te ayudará a tonificar y afirmar la región abdominal, pero no reducirá los depósitos de grasa que son responsables de causar una panza grande. Hasta el día de hoy no existe una manera de reducir grasa de un punto específico del cuerpo.

Espero que esto dé un poco de luz a estos mitos sobre la pérdida de grasa. Existen muchos más, tantos como para escribir un libro entero. Lo que verdaderamente importa es que te informes apropiadamente antes de adelgazar, o ganar masa muscular o lo que sea que quieras lograr.

Una buena manera es leyendo Tu Cuerpo Ideal