Para qué entrenas tus abdominales

Mucho se habla de abdominales, de tener un estomago plano y demás. Sin embargo es importante tener pleno conocimiento de para qué lo estas haciendo…

Si los ejercitas para un deporte

El tipo de ejercicios abdominales que elijas y la manera en que estableces tu programa de entrenamiento diferirá dependiendo de tu objetivo primario.

Si quieres mejorar tu desempeño en un deporte en particular entonces lo mejor sería elegir ejercicios que te permitan realizar los movimientos específicos de la actividad que practicas de manera más rápida o con mayor control, y preparar una serie de ejercicios que se centren  en el núcleo y no sólo en los abdominales, que son solo una parte de tu zona media.

Uno de los criterios más importantes para un atleta es que los ejercicios que se seleccionen emulen los movimientos del deporte que practica. Alguien que hace golf por ejemplo, se beneficiaría más de un tipo rotativo de ejercicios para el núcleo más que de encogimientos.

Para mejoras estéticas (el famoso six pack)

Por otro lado, si persigues un estómago súper marcado, que se vean los cuadraditos, entonces el funcionamiento se vuelve menos importante que la forma, por decirlo de alguna manera. Como sea, en este caso deberías elegir ejercicios y un tipo de entrenamiento que se concentre especialmente en el músculo rectus abdominus.

Ahora bien, existen dos errores de concepto muy comunes cuando se trata de marcar los abdominales…

Primero, miles de encogimientos por sí sólos no tonificarán un estómago flácido. Si tienes mucha grasa corporal que oculta tus ya existentes músculos abdominales (y todo el mundo sin importar el peso o contextura ya los tienen) necesitas reducir ese porcentaje de grasa corporal con un programa efectivo para bajar de peso.

El segundo malentendido es que todo lo que tienes que hacer para conseguir unos abdominales marcados es reducir tu porcentaje de grasa corporal y nada más. En otras palabras, la idea de que no hay que hacer encogimientos para tener un abomen marcado ha sido llevada al extremo, y no reaizan ninguna forma de entrenamiento abdominal. Un entrenamiento abdominal es necesario pero encarado correctamente y de la manera más efectiva, no subiendo y bajando la cabeza interminablemente como todo el mundo hace.

Necesitas de ambos: reducir tu porcentaje de grasa corporal, y entrenar tus abdominales para conseguir un six pack o abdomen marcado. Simplemente no lleves al extremo los encogimientos…

Luego decides cuál es tu objetivo y planificas todo en base a ello.

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: