Posibles excusas y sus soluciones a la hora de hacer ejercicio

Estos son algunos “problemas” comunes que surgen al momento de iniciar un programa de ejercicios y de alimentación…

… y las posibles soluciones que propongo para sobreponerse a ellos

Cómo te sobrepones a las excusas para hacer ejercicio

No sé cómo encontraré el tiempo para hacer ejercicio

Algunas soluciones a este problema puede ser descomponer el ejercicio, podrías salir a caminar por las mañanas y hacer un poco de pesas por las tardes, por ejemplo. También podrías comprometer una cantidad de tiempo específica al ejercicio, y mantenerte en ese plan (por ejemplo ejercitarte en las mañanas antes de comenzar tu día o una rutina luego del trabajo para tener más tiempo). Preparar tu bolso de ejercicio la noche anterior, o dejarlo en la puerta de la casa o en el auto. Ejercitarse en vez de ver televisión (o poner la cinta o la bicicleta fija delante del televisor). Comprar equipamiento para hacer ejercicio en la casa.

Entiende esto: “No tengo tiempo para hacer ejercicio” es simplemente otra excusa. Incluso los profesionales más ocupados, doctores, contadores, empresarios, abogados (y hasta aquellos que tienen familia) encuentran el tiempo para ejercitarse a diario y comer bien. Se trata de un tema de prioridades: Haz del ejercicio y de la buena alimentación una prioridad!. Comprende que serás más productivo si te ejercitas regularmente.

El ejercicio no es algo que disfrute

Combina el ejercicio con otras actividades que disfrutes: basket, tenis, futbol, natación, clases de aeróbics, pilates, excursiones, etc. Las alternativas son interminables. Puedes ponerte mini objetivos para mejorar tu desempeño en la actividad que hagas cada semana. Presta atención a lo que te parece atractivo o disfrutable antes, durante y después del ejercicio o actividad que hagas. Si todavía no encuentras una actividad que te guste, hazlo viendo televisión o escucha música, lo que sea que te aleje de la sensación de estar haciendo ejercicio. Otra opción es encontrarte un compañero para hacerlo, aunque no te fíes sólo de tu compañero para hacer ejercicio, la idea es que se te simplifique el hecho de hacerlo.

Me aburro cuando hago ejercicio

Prueba nuevas rutas cuando camines, andes en bici o corras. Objetivos desafiantes le dan otro gusto a tus ejercicios. Prueba nuevos ejercicios o rutinas de ejercicios. Cambia tu programa de ejercicios regularmente, y en especial si haces ejercicios con pesas.

Me sentiría/siento muy frustrado/a si no veo resultados inmediatamente

Monitorea tu progreso semanalmente y realiza los ajustes necesarios para que los resultados sigan apareciendo puede ser que no te estés ejercitando con la suficiente intensidad, o que todavía estés comiendo de más o de menos, o las dos, el ejercicio y la comida). Utiliza afirmaciones positivas para mantener tu entusiasmo alto, comparte tus objetivos con personas que te apoyarán, date tiempo y recompensas por cada objetivo logrado, son algunas de las maneras para mantenerte motivado y seguir ejercitándote y comiendo para lograr los resultados deseados

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: