Conoce Los Probióticos Naturales, Propiedades y Beneficios

Probioticos Naturales Propiedades y Beneficios

Son muchas las personas que sufren de mala salud gastrointestinal, una condición que disminuye el nivel general de buenas bacterias en el cuerpo. La buena noticia es que existen soluciones naturales a través de los alimentos por los cuales podemos incrementar nuestra salud intestinal y general.

La comunidad científica ha demostrado que los probióticos pueden ayudar a mejorar la salud gastrointestinal en el cuerpo humano, a través de bacterias beneficiosas que puedan realizar distintos aportes a la flora intestinal. Aquí te contaremos cómo funcionan y cuáles son esos aportes.

¿Qué son los Probióticos Naturales?

En el 2001, una gran concentración de científicos internacionales debatió el campo emergente de los probióticos, a los cuales les dieron la siguiente definición: "microorganismos vivos que cuando se administran en cantidades adecuadas confieren un beneficio para la salud en el huésped"

Por lo general, los probióticos son bacterias, pero también hay un tipo de levadura que puede funcionar como probiótico. Las bacterias a nivel general se han ganado una mala reputación como transmisoras de enfermedades en nuestros cuerpos. Pero, en realidad, hay muchos tipos de bacterias que promueven la salud y viven en tu cuerpo, donde apoyan tu sistema inmunológico y suprimen las reacciones alérgicas.

Se pueden obtener probióticos de los suplementos, así como los alimentos que se preparan por fermentación bacteriana. Algunos ejemplos conocidos pueden ser: yogur, kéfir, chucrut y otros. En esta ocasión te mostraremos los probióticos naturales obtenidos directamente de los alimentos.

Hay decenas de diferentes bacterias probióticas que tienen beneficios para la salud. Por ejemplo, cuando tomas algún antibiótico o contraes alguna infección, las bacterias protectoras que tenemos en nuestro cuerpo pueden ser destruidas temporalmente. Y, para restaurar estas colonias saludables en nuestro organismo, es necesaria la intervención de los probióticos.

Tipos de Probióticos

Existen distintos tipos de probióticos, y cada uno parece funcionar para ciertas condiciones de salud. Por lo tanto, la elección correcta del tipo (o tipos) de probiótico que necesitas es fundamental. Todos ellos tienen diferentes beneficios. Pregunta a tu médico sobre cuál podría ser el indicado para ti.

  • Lactobacillus: Este puede que sea el probiótico más conocido. Lo podrás encontrar en el yogurt y otros alimentos que son fermentados. Este tipo de probiótico puede ayudar con la diarrea y también a las personas que no pueden digerir la lactosa.
  • Bifidobacterium: Esta se encuentra en algunos productos lácteos. Puede contrarrestar los síntomas del síndrome del intestino irritable y algunas otras condiciones.
  • Saccharomyces boulardii: Es una levadura que podemos encontrar en los probióticos. Esta levadura está involucrada en solventar los problemas de la diarrea y otros síntomas digestivos.

La Importancia de los Microorganismos en el Intestino

El intestino humano contiene una gran cantidad de bacterias necesarias para su funcionamiento. Las funciones principales de la flora intestinal incluyen actividades metabólicas, además de proteger contra la invasión por microbios extraños. La flora intestinal también podría ser un factor esencial en la lucha contra el cáncer de colon y las enfermedades inflamatorias intestinales. Sin embargo, las bacterias también son útiles en la promoción de la salud humana. Se sabe que los probióticos y los prebióticos juegan un rol fundamental en la prevención o el tratamiento de algunas enfermedades.

Tu cuerpo está compuesto por cientos de diferentes tipos de microorganismos, que incluyen bacterias, levaduras y virus. La gran mayoría de ellos son bacterias. Estos microorganismos desempeñan muchas funciones que son importantes para tu salud como la obtención de vitaminas, incluyendo vitamina K y algunas de las vitaminas B. También convierten las fibras que ingerimos de los alimentos en ácidos grasos que alimentan la pared del intestino y realizan muchas funciones metabólicas.

La flora intestinal es muy sensible a los componentes externos, y esto puede vincularse a numerosas enfermedades, incluyendo obesidad, diabetes tipo 2, Alzheimer, enfermedad cardíaca, cáncer de colon, síndrome metabólico, depresión y muchos otros más. Es por eso que es importante tener una buena relación con los probióticos, ya que pueden ayudar a corregir el desequilibrio que se pueda ocasionar, asegurándose de que nuestro intestino esté funcionando de manera óptima.

Las bacterias buenas como los probióticos, ayudan a protegerte de las bacterias y hongos dañinos. También envían señales a tu sistema inmunológico y ayudan a regular la inflamación.

¿Cómo Afecta Nuestra Dieta en Nuestro Intestino?

De por sí, la comida es fundamental en la lucha y el tratamiento de muchas enfermedades. El tracto gastrointestinal alberga una gran cantidad de microorganismos. Y, según investigaciones sobre el microbioma humano, se determinó que el factor ambiental más importante es probablemente lo que comemos.

Los alimentos, naturalmente son importantes en el equilibrio de bacterias intestinales buenas y malas. Por ejemplo, si comes alimentos con altos contenidos de azúcar y grasa, esto influiría negativamente en las bacterias intestinales, ya que permitiría que los microorganismos nocivos crezcan demasiado.

¿Cuáles son los Alimentos Probióticos Naturales?

Existen gran cantidad de alimentos probióticos que contienen de forma natural bacterias útiles para la flora intestinal, como por ejemplo el más conocido, el yogur. Un yogur natural puede ser un postre ideal para tu dieta si deseas cargar tu cuerpo de bacterias beneficiosas.

Los alimentos que son fermentados son una excelente opción, ya que contienen bacterias beneficiosas que abundan en el azúcar o la fibra natural de los alimentos.

Si tu objetivo al comer alimentos fermentados es obtener los beneficios probióticos que estos poseen, asegúrate de que no sean pasteurizados, ya que este proceso elimina las bacterias.

Algunos ejemplos de alimentos probióticos son:

#1 Yogur

¿Sabías que existen decenas de miles de millones de bacterias por cada porción de yogur que comes? Los productores de este alimento añaden cultivos de bacterias después de que la leche es pasteurizada para asegurar que la bacteria sobreviva. Algunas marcas tienen más culturas vivas y activas por lo que la gente tiene que ser consciente de la lectura de las etiquetas. Según la Nacional Yogurt Asociation (que es la que se encarga de certificar los yogures), estos deberían contener al menos 100 millones de microorganismos saludables por gramo, lo que es igual a 20 mil millones por porción. Y aunque parezcan números grandes, recuerda que estamos hablando de diminutos microorganismos. Tu cuerpo necesita mucho más que eso.

El yogur es elaborado a partir de leche que se fermenta con la ayuda de bacterias altamente benéficas. El yogur tiene muchos beneficios para la salud, como la mejora de la salud ósea. También es beneficioso para las personas con presión arterial alta. Además, el yogur puede ser una mejor opción que la leche para aquellas personas que padecen de intolerancia a la lactosa. Esto es gracias a que las bacterias buenas convierten gran parte de la lactosa en ácido láctico.

También, puede ayudar a tratar la diarrea causada por antibióticos y aliviar los síntomas del síndrome del intestino irritable. Estos beneficios son propios de los probióticos que posee este alimento.

#2 Kéfir

Se trata de una bebida lechosa originaria de Rusia y Turquía. Puedes ver nuestro artículo sobre el kéfir para que conozcas sus beneficios. Hecha por la añadidura de granos de kéfir a la leche de cabra, vaca o cabra, esta bebida contiene de 10 a 20 diferentes tipos de bacterias en cantidades abrumadoras. Según una investigación publicada en el American Journal of Dietetics, se ha demostrado que el kéfir ayuda a aliviar la intolerancia a la lactosa en algunos adultos.

Cuando mencionamos granos de kéfir, no nos referimos a granos de cereales, sino a cultivos de bacterias de ácido láctico y levaduras que se ayudan a fortalecer la flora intestinal.

A pesar de que el yogur es el alimento probiótico más conocido por nuestra sociedad, el kéfir es en realidad una mejor fuente de estos elementos, ya que contiene distintas cepas importantes de bacterias y levaduras buenas para el organismo, convirtiéndolo entonces en un probiótico diverso y potente. La próxima vez que hagas un batido, usa kéfir en lugar de leche.

granos-de-kefir-de-agua

#3 Kimchi

El kimchi es un plato de carne fermentado picante y amargo de origen coreano. El repollo fermentado es el ingrediente probiótico principal, pero también puede ser hecho de otras verduras como pepino o rábano. Para darle un buen sabor, se usa una mezcla de condimentos variados, como chile rojo, ajo, jengibre, cebolleta y sal.

El kimchi contiene las bacterias lácticas Lactobacillus kimchii, así como otro tipo de bacterias que pueden beneficiar la salud digestiva en la flora intestinal. El Kimchi hecho de col es alto en algunas vitaminas y minerales, incluyendo vitamina K, riboflavina (vitamina B2) y hierro. Hay investigaciones que demuestran un vínculo entre el consumo de kimchi y la regulación del sistema inmunitario.

#4 Kombucha

Kombucha es una bebida ligeramente dulce y efervescente que resulta de la fermentación del té negro o verde con una peculiar colonia de bacterias llamada "scoby". Sin embargo, falta evidencia de alta calidad sobre la kombucha.

Los estudios solo se han hecho en animales y tubos de ensayo, y los resultados pueden no ser aplicables a seres humanos. Sin embargo, se han logrado avances importantes en las últimas décadas con respecto a los hallazgos de investigación sobre el té kombucha y los informes que afirman que beber kombucha puede relacionarse con la prevención de varios tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares, así como promover funciones hepáticas y estimular el sistema inmunológico.

Además, debido a que se fermenta con bacterias y levaduras, probablemente tenga beneficios para la salud relacionados con sus propiedades probióticas.

Cada botella de Synergy Drink (una bebida a base de kombucha), por ejemplo, contiene millones de bacterias de tipo bacillus coagulans y saccharomyces boulardii, dos tipos de organismos que se cree que ayudan y previenen la diarrea.

#5 Chucrut

La chucrut, que también es llamada Sauerkraut (por su nombre en alemán), es una palabra que proviene del francés choucroute y que se traduce como col agria o fermentada. Se trata de un repollo triturado que es fermentado por bacterias del ácido láctico.

La chucrut se usa en la parte superior de las salchichas o como acompañamiento. Tiene un sabor un poco ácido y salado y puede almacenarse durante meses en un recipiente hermético.

Además de sus cualidades probióticas, la chucrut es rica en fibra, así como en vitaminas C, B y K. También es alta en hierro y manganeso. Además, contiene antioxidantes que son buenos para la salud de tu ojo.

Ten en cuenta que no todos los chucrut supermercado tienen bacterias beneficiosas. Recuerda que cuando el producto es pasteurizado, este proceso destruye probióticos. Pero recuerda consultar con tu médico antes de comer alimentos no pasteurizados durante el embarazo.

¿Qué Dicen los Estudios Sobre los Probióticos?

Los estudios demuestran que los probióticos mejoran la absorción de muchos nutrientes importantes en la sangre como el zinc, fósforo, hierro, calcio, cobre, magnesio y todas las vitaminas B.

Un estudio también demostró que pueden normalizar la función intestinal en pacientes que sufren de Síndrome del Intestino Irritable. Además, se ha demostrado que los probióticos disminuyen significativamente los síntomas de la diarrea y la erupción en el pañal de los bebés que consumen probióticos. También, se ha demostrado que los cultivos de bacterias activas probióticas, ayudan a reducir la intolerancia a la lactosa.

Otros estudios indican que los probióticos pueden reducir drásticamente el estreñimiento en los ancianos. Además, pueden ayudar a promover el crecimiento de bacterias sanas en el colon, reduciendo significativamente los efectos cancerígenos que se puedan presentar.

Otro gran beneficio que apoyan los estudios sobre los probióticos es que pueden aumentar la inmunidad general a través de un proceso de regulación de linfocitos y anticuerpos en el cuerpo, por lo que serás menos propenso a padecer muchas enfermedades.

Conclusión

¿Buscabas una solución a tus problemas gastrointestinales frecuentes?, de seguro aquí has encontrado la forma natural de hacerlo. A través de alimentos naturales que promueven el incremento de bacterias saludables y la salud en general. Ten en cuenta que la lista de probióticos que mencionamos en este artículo son solo una pequeña porción de los muchos que podrás encontrar.

Mantener las bacterias de tu intestino equilibradas es importante para mejorar tu salud. Es por esta razón que los nutricionistas y especialistas recomiendan el consumo de probióticos, ya que ayudará a promover el equilibrio entre las bacterias intestinales buenas y malas de la forma más adecuada. Después de todo, la mejora de la flora intestinal puede ofrecerte muchos beneficios para su salud como ya lo hemos mencionado.

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: