Qué tanto influye el metabolismo en tu adelgazamiento


Mucho se dice del metabolismo, de que hay que acelerarlo y hasta se le hecha la culpa cuando no adelgazamos ni un solo gramo. Pero qué hay de cierto ¿es realmente para tanto? Y si es así, ¿cómo lo aceleras para quemar más calorías y adelgazar?

Primero hay que decir que en efecto el metabolismo afecta nuestro peso, pero no en la manera que estás esperando; y si tienes un exceso de peso lo más probable es que no sea un metabolismo lento sino la cantidad de comida y bebida que consumes, y tu nivel de actividad. Eso es lo que en última instancia determina si pierdes peso o lo ganas.

Pero volviendo a nuestro tema, el metabolismo es un proceso corporal por medio del cual lo que comes y todo lo que bebes que no es agua se convierte en energía. Se trata de un proceso bioquímico en el que las calorías de la comida se combinan con oxígeno para liberar la energía necesaria para que tu cuerpo funcione. Y esta energía no solo se utiliza para el ejercicio, también se la utiliza para respirar, para latir, para que circule la sangre por el cuerpo, al pensar, para ajustar nuestras hormonas, para desarrollarte, incluso para digerir esa comida que consumes, en fin, todo proceso corporal requiere energía, desde mover un dedo hasta reparar una célula.

Ahora bien, es tentador hecharle la culpa al metabolismo cuando no adelgazas, pero es el menos culpable de todos. De hecho ni siquiera tiene la culpa ya que es un proceso natural que tu cuerpo intentará equilibrar siempre para satisfacer tus necesidades individuales. Mira la paradoja de esto, las personas con sobrepeso poseen un metabolismo bastante alto, el cuerpo pone todo de si para quemar ese gran exceso de peso o para manejarlo mejor. Pero por el contrario para quienes se inician en dietas extremas y se matan de hambre lo que hace el metabolismo es volverse lento y administrar muy conservadoramente el consumo de energía para procesos o propósitos de supervivencia (por eso es que cuando comes muy poco el cuerpo en su intento por sobrevivir acumula tanta comida como puede bajo la forma de grasa y esto, como ya te estarás dando cuenta, es todo lo contrario a adelgazar).

Entonces podemos decir que las ganancias de peso o la falta de adelgazamiento en general son el resultado de comer más calorías de las que se queman. El viejo y querido déficit calórico que siempre que se quiera adelgazar tiene que estar presente. Y esto se hace de dos maneras, se come ligeramente menos, o se aumenta el nivel de actividad. Por supuesto que la mejor manera de hacerlo es combinando ambas…

Sin embargo y aunque el metabolismo no es algo que esté muy bajo nuestro control, si se puede hacer algo al respecto: controlar cuántas calorías se queman a través de tus niveles de actividad física. Mientras más activo, mientras más ejercicio hagas, más calorías quemarás, y esto a su vez estimulará tu metabolismo y lo optimizará tanto como pueda. Tus herramientas para esto son:

Ejercicio aeróbico regular. Camina, corre, nada, súbete a una elíptica, a una cinta, baila, toma clases de la infinidad de aeróbics que hay hoy en día; y hazlo por al menos 30 minutos todos los días o al menos día por medio.

Pesas, ejercicios de fuerza. Hacer fuerza con ejercicios con pesas, con bandas elásticas y hasta con el propio peso es importante porque estimula procesos que requieren la quema de muchas calorías. Por eso es que se dice que si haces pesas tu metabolismo estará funcionando hasta 24-36 horas después de entrenar, aunque lo correcto sería decir que todos los procesos involucrados en los ejercicios de fuerza mantienen tu metabolismo ocupado durante varias horas después de realizado el ejercicio.

Estilo de vida. Todo lo que puedas hacer caminando, hazlo. Todo lo que involucre estar más [email protected], hazlo. No contribuyas al estilo de vida sedentario, camina más, sube más escaleras, ordena la casa, acarrea tu las bolsas del supermercado, estaciona más lejos, etc.

Por último no busques recursos mágicos, ni pastillas ni suplementos que ayuden a quemar más calorías y adelgazar. Lo que funciona es aprender a controlar tu manera de comer, la cantidad de lo que comes y cómo quemas lo que consumes, y finalmente que eso te de como resultado que lo que quemaste sea mayor a lo que comiste. No busques productos milagrosos porque pueden causarte efectos indeseados y hasta peligrosos efectos secundarios. Primero observa lo que comes y lo que quemas, y busca un equilibrio entre ambos para que el peso se dirija hacia donde deseas. Luego te pesas todas las semanas y tendrás entre manos la herramienta más poderosa del mundo para adelgazar: tu propio cuerpo y lo que haces con él.

Melissa Fernandez

Hola, mi nombre es Melissa Fernández, soy profesional de la salud, tengo 30 años y lo que me apasiona es el movimiento humano, el ejercicio físico y todo lo que tenga que ver con hábitos de vida saludables. Soy Bachiller en Promoción de la Salud Física, tengo una Especialización en Entrenamiento Personal. Soy graduada del Programa de Formación de Instructores de Pilates impartido por Global Fitness, además cursé capacitaciones de Entrenamiento con Kettlebell, Entrenamiento Inteligente y otros cursos de entrenamiento funcional. Actualmente soy instructora del Gimnasio Universitario de la Universidad de Costa Rica y soy Coach certificada por la franquicia estadounidense Orangetheory Fitness donde trabajo desde el 2018.

Recent Posts