Cuál es la relación entre la transpiración y el ejercicio

Como seguramente sabrás, las personas tienden a transpirar cuando se ejercitan. Lo que probablemente no sepas es a qué se debe, o tal vez no alcances a entenderlo. Hoy hablaremos un poco de la transpiración y por qué transpiramos ya que es un tema que preocupa e incomoda a muchos. Espero que después de leer esto tengas una mayor comprensión de lo que sucede en tu cuerpo.

Qué es la transpiración

La respuesta simple es: un líquido salado que produce el cuerpo. En general transpiramos cuando tenemos calor, o estamos nerviosos o cuando realizamos mucho ejercicio físico. Y existe una buena razón para que esto suceda. El sudor es la manera en que el cuerpo regula su temperatura. Cuando tu temperatura se eleva como cuando estamos nerviosos, ejercitándonos o enfermos, nuestro cuerpo envía señales diciendo “ey, necesito enfriarme!”, y unas glándulas producen sudor.

Otra razón para sudar es que así se eliminan toxinas. En otras palabras, se trata de una manera de limpiarnos un poco por dentro. Entonces, transpirar es un proceso importante y natural.

¿Transpirar durante el ejercicio te beneficiará para bajar de peso?

Uno pensaría que no existe diferencia entre sudar o no cuando se hace ejercicio. Transpirar sin ejercitarte te hará perder algo de peso por supuesto (esa es una de las razones por las que los saunas son tan populares), sin embargo estás perdiendo sólo líquido. De la misma manera, ejercitarte sin transpirar te hará perder mucho peso, pero no la misma cantidad que si transpiras cuando lo haces. Déjame explicarte un poco este concepto porque parece controversial, aunque no lo es…

Verás, cuando transpiras durante el ejercicio todavía estás perdiendo líquido ya que eso es el sudor, pero también se incrementa tu potencial para quemar calorías. La razón por la que sucede esto es que mientras te estás ejercitando intensamente, tu cuerpo también está ocupado tratando de enfriarse a sí mismo produciendo sudor. Ese proceso quema calorías adicionales.

Forzar tu cuerpo a utilizar el proceso de enfriamiento puede darte ese extra necesario para bajar de peso, pero deberás tener cuidado de no quedar completamente exhausto. Por eso es que mantener una rutina de ejercicios regular y balancear entre aeróbicos y pesas puede ayudar.

¿Problemas con tu transpiración?

Uno de los problemas con la transpiración es que uno huele mal cuando transpira. Entonces tal vez no quieres transpirar durante el ejercicio, ni en cualquier otra situación dado el caso. Sin embargo, es necesario hacerlo. Por lo tanto, lo mejor que puedes hacer es reducir el olor de tu transpiración, y no dejar de transpirar.

Para comenzar tienes que entender que la transpiración no tiene olor. El olor surge cuando el sudor se mezcla con las bacterias que se encuentran en la superficie de la piel. Entonces lo que tenemos que hacer es reducir las bacterias en nuestra piel.

Una manera de hacerlo es utilizando un jabón antibacterial. Otra idea es bañarse bien, no sólo darse una ducha. En una ducha lo único que haces es hacer correr el agua por tu piel. En un baño te enjuagas todo el cuerpo, verdaderamente lo limpias.

También hay que entender que la transpiración es una manera de eliminar toxinas como dije anteriormente. Mientras más toxinas tengas en tu cuerpo, probablemente sea mayor el olor que tiene tu sudor cuando te ejercitas. Si bebes mucho alcohol, fumas o comes con mucho condimento o comidas fuertes (como el ajo) entonces tu sudor será más fuerte.

Existen cirujías en las que se puede remover estas glándulas, pero me parece una mala idea. Si tu cuerpo no puede enfriarse durante el ejercicio perderás peso de manera más lenta, eso por un lado, por otro quedas expuesto a todos los problemas relacionados con el calor intenso, como los golpes de calor y deshidratación por calor.

El agua y la transpiración

Hablar de transpiración durante el ejercicio inevitablemente trae a colación la hidratación. Como somos principalmente “seres de agua”, y como la transpiración es un líquido, eso quiere decir que cuando transpiramos se agotan nuestras reservas de líquido. Si pierdes mucha agua por la transpiración y no la repones, esto puede llevarte a un buen número de problemas: cansancio, agotamiento, golpes de calor, calambres… esos sólo son algunos de los problemas a los que te enfrentas si no te mantienes hidratado mientras te ejercitas. Luego están el desempeño, las lesiones, la sensación de sentirse enfermo y cansado.

Es importante que bebas mucha agua, ya sea que te ejercites o no. Escribí este artículo que habla del agua y la pérdida de peso

El mejor consejo que puedo darte, si te preocupa tu transpiración y la hidratación durante el ejercicio es hablar con un médico o profesional. El puede responder cualquier duda que tengas. Luego podrás comenzar de manera segura y productiva tu programa de ejercicios.

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: