Saltar la soga achica la panza

Valerte de una soga para bajar de peso o como parte integral de tu rutina de ejercicios puede ser algo muy poderoso. Así y todo es un ejercicio que a menudo se subestima… pero no en este blog.

O sea, es posible correr en la cinta durante media hora o hacerlo en una bicicleta fija sin problemas, pero sabemos con certeza que antes de los cinco minutos de saltar la soga continuamente necesitarás parar. ¿Sabes por qué? Porque saltar la soga es un ejercicio tremendamente intenso que requiere de todo tu cuerpo y  quema muchas calorías. No nos cansamos de repetirlo, incorpora la soga todos los días y verás cómo tu cuerpo se vuelve más ágil y delgado en tiempo record.

Y es que saltar la soga ejercitará cada músculo de tu cuerpo. Tan solo observa cómo luego de un entrenamiento con soga sentirás el típico dolor muscular que sientes luego de una sesión de pesas. Pero no te quedes con que es algo intenso, saltar la soga no sólo te ayudará a achicar la panza, sino que tiene el potencial de darte una tonificación de todo tu cuerpo en un periodo de tiempo muy corto. Ejercitarás entre otras cosas tu núcleo, tus caderas, pantorrillas, brazos y hombros, también mejorará tu coordinación y tu equilibrio.

Pero eso no es todo, hay una ventaja extra de la que no podemos pasar por alto ya que además de todo lo bueno de saltar la soga es el accesorio para hacer ejercicios más económico que puedes conseguir. Esto quiere decir que con solo cinco, diez dólares literalmente disparas la posibilidad de conseguir un cuerpo delgado. Ciertamente una de las mejores inversiones que alguna vez harás por tu salud y estado físico.

10 minutos de soga…

Esta es una rutina que te servirá para todo lo que hablamos arriba

– Arranca con 3 minutos de saltos en soga a un ritmo lento para calentar y preparar tus músculos.
– Luego salta la soga tan rápido como puedas durante 60 segundos siempre que tengas una buena técnica haciéndolo. Descansa unos 30 segundos y repite los 60 segundos intensos para continuar con 30 segundos de descanso. Repite la secuencia hasta llegar a los 10 minutos.
– Si eres [email protected] con la soga empieza saltando a tu propio ritmo por los minutos que sean hasta que llegues a los 10, luego apunta a saltar más rápido y así hasta que domines el accesorio y el ejercicio. Lo que sigue es mejorar sobre una base regular y constante.

Al principio puede ser costoso agarrar el ritmo, pero una vez que lo agarres no podrás creer lo bien que lo harás, y eso por sí sólo te dará una motivación extra para seguir haciéndolo. Como siempre, la práctica hace al maestro.

Créenos cuando te decimos que este es uno de los mejores ejercicios que puedes hacer por tu peso, por tu cuerpo y por su forma. Dale la oportunidad y practica, no te arrepentirás.

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: