Tres pasos para una imagen corporal saludable

¿Por qué es que mucha gente hace lo imposible para lograr lo que ellos perciben como “la imagen perfecta”?

Camina hacia una imagen corporal saludable

Una imagen corporal saludable significa tener una percepción real de tu propia forma y tamaño, y sentirte cómodo en tu propia piel. Una imagen corporal negativa es una percepción distorsionada del tamaño y la forma del cuerpo, a menudo en comparación con otros, y experimentar ansiedad o angustia sobre la manera en que uno se ve.

Esto no es broma. Tener una imagen corporal negativa afectará en última instancia todas las áreas de tu vida, y a menudo esto lleva a ataques de depresión y hábitos de alimentación peligrosos.

Entonces ¿cómo puedes comenzar a desarrollar una imagen corporal positiva?

1. Respeta tu cuerpo.

Suena cursi y repetitivo, pero si no tienes respeto por ti mismo, no te preocuparás por ejercitarte, ni por comer bien, ni por tener mejores pensamientos.

Además, cuando respetas tu cuerpo, no eres tan imprudente como para probar programas de pérdida de peso extremos o regímenes de ejercicios imposibles. Y por otro lado  tampoco tratarás de engordar o aumentar de peso hasta puntos poco sanos.

2. Concéntrate en lo que importa

Piensa en esto por un momento, cuando llegues al final de tu vida ¿qué será lo que realmente te importará? ¿llegar con la mejor salud posible? ¿o llegar delgado como un palito?

3. Deja de compararte y de comparar otros cuerpos

Cuando te comparas con otros siempre pierdes. Si te la pasas viendo fotos de modelos y revistas sobre cuerpos perfectos (cualquiera que sea tu ideal de perfección), no pasará mucho tiempo hasta que comiences a sentirte mal con respecto a cómo te ves.

En vez de concentrarte en conseguir el cuerpo perfecto, ¿no sería mejor trabajar para hacer de tu cuerpo su versión más saludable posible?

Recuerda esto, los cuerpos sanos vienen en todas las formas y tamaños. Si quieres cambiar tu estilo de vida para estar más sano, eso está bien. Pero no trates de alcanzar un cuerpo de fantasía que no tiene nada que ver con la forma ni con el biotipo de tu cuerpo, ni con estandares de belleza establecidos.

Obviamente que hay mucho por decir al respecto.

¿Qué consejo le darías a alguien que está dispuesto/a a hacer lo que sea por conseguir un cuerpo perfecto?

Espero tus comentarios…

Click aquí para agregar un comentario

Deja un comentario: